Ex MVP de Cuba, Lisbán Correa: “Si regresaba me quedaba sin nada”

El líder jonronero de la temporada pasada en la isla explicó por qué decidió quedarse por su cuenta en México
Correa
 

Reproduce este artículo

El líder jonronero de la temporada pasada en la pelota cubana y ex MVP, el habanero Lisbán Correa explicó a la revista deportiva Play Off por qué decidió quedarse por su cuenta en el béisbol mexicano.

Correa había salido de la isla tras la firma de un contrato profesional con los Diablos Rojos de México, en la Liga de Verano de esa nación, por intermedio de la Federación Cubana de Béisbol (FCB).

“La experiencia fue muy buena, con sus altas y bajas, pero los Diablos Rojos son un grupo muy unido, los muchachos son increíbles, me acogieron excelente. Cuando regresé del Torneo Preolímpico de la Américas decidieron pasarme para los Guerreros de Oaxaca. Ahí me fue mal, no pude entrenar lo suficiente”, se excusó.

El pelotero capitalino agregó que cuando se acabó el preolímpico había estado 15 días en los Estados Unidos sin poder entrenar. “Luego pasé a Tabasco y allí pude mejorar un poco el rendimiento”, añadía.

“Jugar un béisbol diferente, más competitivo, más fuerte, fue una experiencia que quisiera repetir. Es muy desafiante el béisbol aquí en México y eso es lo que debe buscar uno como deportista”, precisaba luego.

Sobre por qué quedarse por su cuenta en tierras aztecas, Correa señaló que no iba a regresar a Cuba sin el pago de su contrato. “Cuando los Diablos me cambiaron para Oaxaca estuve mal, tanto que los Guerreros decidieron dejarme libre. Eso pasó y a partir de ahí el organismo cubano me dejó a la deriva, sin preocuparse por lo que me sucedía, al menos así lo sentí en aquel momento. A raíz de eso pude gestionarme un contrato con los Algodoneros de Guasave”, refirió.

“Hablé con (Yovani) Aragón, responsable de ese tema, y su respuesta fue que regresara a Cuba. No se preocuparon por el bienestar mío, porque volver sin que me pagaran era algo inadmisible. Además, si viajaba a Cuba quizás más nunca vería ese dinero, además, quería entrenar fuerte para el contrato con Guasave. Por ningún motivo aceptaron mi petición”, siguió explicando.

Tras desligarse de la FCB, Correa afirma que hay más posibilidades de contratos: “Cuando eres agente libre tienes hasta más oportunidades de que te firmen. Ellos (la FCB) no te buscan contratos y tienen las alas cortas a la hora de buscar una firma para sus peloteros”.

“Los Diablos me pidieron una cuenta para ponerme el dinero en Cuba, yo no lo vi bien y me dije, si me voy de aquí no me van a pagar. Incluso, no me he ido y siguen sin darme nada. Me explicaron bien el problema, hay otros muchachos que tampoco han recibido el pago. Yo les pregunté a varios de ellos y me confirmaron. No me dijeron qué problemas, pero algo pasó. Si yo iba para Cuba me iba a quedar sin nada”, concluyó.