Pelotero cienfueguero pide la baja de la pelota cubana: no lo llevaron al Mundial Sub-23

Luis González, un prometedor pelotero de los Elefantes fue bajado a última hora del team al Mundial. El que pusieron por él se fugó
Luis González
 

Reproduce este artículo

El jardinero cienfueguero Luis González causó baja del béisbol cubano, luego de una solicitud personal, confirmó el oficialismo desde la isla. González tenía todas las papeletas para fungir como jardinero y primer bate del team Sub-23 en el Mundial, pero fue sacado a última hora por el cuerpo técnico dirigido por Eriel Sánchez.

“Oficial – Baja. Luis Enrique González es baja del béisbol cubano. El propio jugador de Cienfuegos hizo la solicitud. Información confirmada por el Comisionado Juan Reinaldo Pérez”, dijo en Twitter, el presentador deportivo, Reynier Batista.

La excusa para excluir a González, según el oficialismo, es que este había resultado positivo a un test rápido. González era titular en el equipo al Mundial y ayudó en la clasificación, pero su sueño se fue a bolina. En su lugar colocaron al pinareño Reynaldo Lazaga que se fugó en la primera oportunidad.

Según la web “Pelota Cubana” , González verificó el resultado de la tirilla rápida con un PCR en su natal Cienfuegos y de repente, el resultado fue negativo. González pensó que su caso había sido fabricado para sacarlo del team por su cercanía amistad con el joven César Prieto, quien desertó durante el Preolímpico de Florida.  

Dicen que esta situación fue la que llevó a que González decidiera cortar de tajo su relación con la Federación Cubana de Béisbol. El cienfueguero es un gran prospecto de 21 años y ya acumula experiencia en dos Serie Nacionales. Seguramente buscará su camino en otro lugar del mundo.

En series nacionales, el cienfueguero ha dejado un promedio ofensivo de 321, suma de 121 imparables en 377 turnos. De ellos 13 han sido biangulares, cinco triples y dos cuadrangulares. También tiene 411 puntos de OBP y su OPS de 809 da una idea de sus credenciales rumbo a una pelota más seria, ya sea en el Caribe o en el propio Estados Unidos.