Otro expelotero de Series Nacionales llega a Estados Unidos

Fue lanzador de Industriales y del seleccionado matancero y ahora se encuentra en territorio norteamericano para empezar desde cero
expelotero cubano Roberto Carlos Santiesteban
 

Reproduce este artículo

El expelotero cubano Roberto Carlos Santiesteban, lanzador en Series Nacionales con los equipos de Industriales y de Matanzas, arribó a Estados Unidos hace pocos días, informó la revista deportiva Swing Completo.

Según este reporte, “el mismo día que se conoció de la salida de Cuba del estelar exlanzador y entrenador granmense Ciro Silvino Licea”, Santiesteban fue liberado por la policía fronteriza.

En el texto se relata que la travesía vía Nicaragua hacia la frontera sur de los Estados Unidos duró 15 días, que Santiesteban cruzó por el pueblo mexicano de Piedras Negras, por donde pasaron antes otros peloteros cubanos como Juan Carlos Hernández y Julio César Díaz y que, finalmente,  se afincó en la ciudad costera de Portland, estado de Oregón.

Con apenas 33 años de edad, el exlanzador tuvo pocas oportunidades en la pelota cubana, aquejado por las lesiones que se le fueron produciendo durante los juegos. Debutó en la temporada de 2010-2011 con Industriales, al mando de Germán Mesa, y siempre trabajó como relevista; dos años después estuvo bajo las órdenes de Víctor Mesa en Matanzas.

“Él mismo dice que debe agradecerle a Víctor Mesa por llevárselo para Matanzas y darle una oportunidad. Sin embargo, llegó un momento [en] que el dolor no lo dejó mantenerse y a partir de ahí no vio nunca más la luz en el máximo nivel del béisbol cubano”, refieren en la web deportiva.

Esta semana también se supo que otro estelar expelotero, el granmense Ciro Silvino Licea, se sumó al creciente éxodo de destacados atletas y exatletas cubanos hacia los Estados Unidos.

El exintegrante de equipos Cuba por más de 10 años salió del Aeropuerto Internacional de La Habana para iniciar una travesía por varios países centroamericanos hasta alcanzar la frontera sur estadounidense y reencontrarse con su esposa, la cual había salido de la isla dos meses atrás.

El “indio Licea” intervino en 23 Series Nacionales representando a Granma y obtuvo 208 victorias. Destacó por su control y su slider difícil de batear, herramientas que le permitieron ponchar a 1.887 bateadores a lo largo de su carrera y terminar con un promedio aceptable de 3,69 anotaciones limpias por juego.