Frederich Cepeda entra en la polémica sobre el Clásico Mundial

El toletero espirituano aseguró que aspira a incluirse en el equipo nacional rumbo a su quinto clásico
cepeda
 

Reproduce este artículo

El toletero espirituano Frederich Cepeda aseguró a la periodista deportiva Elsa Ramos que aspira a incluirse en el equipo Cuba en el próximo Clásico Mundial de Béisbol, a celebrarse en 2023.

Hace poco los organizadores del evento lo incluyeron en el “Todos Estrellas” histórico de esos clásicos. El yayabero aparece como el mejor bateador designado. En cuatro eventos suma 25 juegos y 84 turnos al bate con línea ofensiva de 381 de average, 32 hits, 23 impulsadas, 19 anotadas y seis jonrones.

Por ello, Cepeda no dudó en contestar que “cada vez que pasa un año aspiro a estar en el equipo nacional”. Pero el madero más importante de “Los Gallos” llegaría a esa meta con 42 años.

“La polémica de si estaré en el Clásico no es la única, cada vez que estoy en el Cuba siempre existe, porque a quienes nos dedicamos a esta carrera, que es pública, nos pasa. Existe el fanático, las personas que hacen equipos a su manera y no solo con Cepeda, pero bueno, lo mío sigue siendo estar enfocado en mi trabajo, tratar de tener un buen resultado, de mantenerme saludable y de estar”, precisó en el diario espirituano Escambray.

El jugador del dorsal “24” añadió que la competencia para integrar un equipo Cuba siempre va a existir  y que las decisiones las tomaría la Federación de Béisbol de la isla; también  reiteró que su prioridad será enfocarse en jugar bien dentro de Cuba.

“Si me toca ir, voy a defender como siempre los colores de la bandera cubana al lado de los peloteros que sean, para mí todos son cubanos y todos tienen derecho a estar ya  defender nuestra bandera y su país si lo desean, para mí no es ningún problema que estén, lo mío es seguir preparándome”, señaló.

Finalmente, el espirituano explicó que aunque siempre será cuestionado por uno u otro motivo, su primera carta de presentación es el rendimiento que tiene año tras año en la pelota cubana.

“Estaba en mi casa y me llamaron para estar en ese equipo, siempre voy a decir presente, un deportista nunca dice que no, al menos si quiere defender a su país”, concluyó.