Búfalos, campeones del básquet cubano

Nadie ha ganado más en el baloncesto cubano que el conjunto de Ciego de Ávila
baloncesto
 

Reproduce este artículo

Este año, los Búfalos de Ciego de Ávila se coronaron campeones de la Liga Superior de Baloncesto por décima ocasión. Nadie ha ganado más que este conjunto en el básquet de la isla.

Los avileños eran los grandes favoritos antes del inicio del maltrecho evento de las canastas. Finalmente, materializaron su corona con una barrida en la final ante los Guerreros de Sancti Spíritus, no sin antes protagonizar alguna polémica.

En el último choque en tierras del Yayabo, los Búfalos ganaron por diferencia de diez cartones, 88 por 78, en el tercer partido de la final. Los avileños cayeron en dos parciales, pero en el tercero sacaron la ventaja decisiva antes sus rivales de turno.

Por los subcampeones, Sancti Spíritus, Mario Troyano volvió a ser la bujía ofensiva con 28 puntos. Mientras por los titulares, Yasser Rodríguez lideró con 25 puntos y ocho rebotes. Yosbany Hernández, con 18 unidades y seis atrapadas bajo el tablero, secundó a Rodríguez en los Búfalos.

Del perímetro llegaron 27 puntos para los Búfalos, producto de nueve encestes en 22 intentos. A ello se le sumó un cuidado fiero de su aro, con 41 rebotes tomados a la defensa de los 50 totales y una efectividad del 75 por ciento en libres, anotando 15 de los 20 cobros ejecutados.

En el final del choque, fue emotivo que jugaran, a manera de quinteto regular, algunos jugadores que ya vieron pasar sus mejores años, como William Granda, Vanier Reyes, Yoan Luis Haití, Yordanis Jaca y el propio Yasser. Desde la prensa avileña aseguran que “es posible que ninguno de ellos vuelva a estar en la venidera contienda”.

Para el baloncesto de Sancti Spíritus, la medalla de plata fue su mejor actuación en una Liga Superior. También recibieron distinciones por ser los más destacados en sus respectivas posiciones el pívot capitalino Daniel Simón, el delantero santiaguero Esteban Martínez y el alero avileño Daniel Castellanos.

Entre las damas, Santiago de Cuba se acercó al título de la Liga tras vencer al equipo de Guantánamo 65 cartones por 62 en su cuartel de la sala “Alejandro Urgellés”. Con la victoria, las santiagueras se adelantaron dos juegos por uno ante sus rivales del Guaso.