Encuentran cuerpo de balsero cuya embarcación naufragó cerca de Cayo Hueso

Alberto Rosell Ojeda, de 56 años, pertenece al grupo de 20 cubanos cuya embarcación zozobró el sábado, y de la cual fueron rescatadas 8 personas por dos marinos argentinos.
Encuentran cuerpo de balsero cuya balsa naufragó cerca de Cayo Hueso
 

Reproduce este artículo

La Guardia Costera de EE.UU. recuperó este 22 de junio el cadáver del balsero Alberto Rosell Ojeda, quien había desaparecido en aguas cercanas a Cayo Hueso.

Un comunicado de la institución precisa que el fatídico descubrimiento se produjo tras una búsqueda en la zona de Fort Zachary, al sur de Cayo Hueso, entre miembros de la Guardia Costera y la Comisión de Pesca y Vida Silvestre de Florida.

La institución dio sus condolencias a los familiares y ofreció pocos detalles, pero fuentes consultadas por CiberCuba aseguran que el cuerpo apareció desmembrado de las extremidades superiores.

Alberto era veterano de la guerra de Angola y hasta el momento de su salida trabajó como almacenero en la cadena de tiendas CIMEX. Según el citado medio, ansiaba llegar a EE. UU.

Rosell Ojeda, de 56 años, pertenece al grupo de 20 cubanos cuya embarcación zozobró el pasado sábado. Unos 8 tripulantes salvaron la vida al ser rescatados por dos marinos argentinos que navegaban en su yate en plan de recreo.

La embarcación zarpó de algún punto no precisado en La Habana o la provincia Artemisa en la madrugada de ese día.

“Escuchamos unos gritos. Empezamos a rastrear la zona y subimos a ocho cubanos. Estaban a la deriva”, así describió Guillermo Triguero, uno de los argentinos, al medio TN, el momento en que descubrieron a los náufragos flotando en el mar.

“Escuchábamos voces, pero no los veíamos en el agua. Encontramos a uno y empezamos a rastrear la zona. Estaban todos dispersos, como a un kilómetro a la redonda. Subimos a ocho y de inmediato dimos aviso a la guardia costera para iniciar con los protocolos correspondientes”, agregó.

Los rescatados eran todos hombres: dos de 60 años y los otros seis promediaban los 30. “Las dos personas mayores estaban más comprometidas, pero según informaron, ya se encuentran bien. Pudo haber pasado cualquier cosa, porque estuvieron más de diez horas ahí, en el mar”, agregó Triguero, y detalló que eran 20 los tripulantes, pero que solo habían podido rastrear a esos ocho.

Los migrantes estaban muy agradecidos con Triguero y Alberto Zecchin, el otro marinero argentino, por haberlos rescatado. 

La crisis económica en Cuba ha lanzado a miles de cubanos a surcar el Estrecho de la Florida en una travesía peligrosa, a pesar de que la política de “pies secos/pies mojados” ya no está vigente.

Tags