Boxeo cubano: Ugás, Lara y Morrell brillaron en el año de la pandemia
Uno de los sueños principales del santiaguero Yordenis Ugás era darle a sus padres y a Cuba una corona del orbe. Esa meta la cumplió en el año terrible de la COVID-19
Yordenis Ugás frente a bandera cubana, con el cinturón de campeón mundial de boxeo. Fotomontaje de ADN Cuba, a partir de fotos de Facebook
 

Reproduce este artículo

Uno de los sueños principales del santiaguero Yordenis Ugás era darle a sus padres y a Cuba una corona del orbe. Esa meta la cumplió en el año terrible de la COVID-19.

Pese a la pandemia, Yordenis, bronce olímpico en Beijing 2008 en el peso ligero, realizó dos peleas. En febrero derrotó por nocaut técnico en el séptimo asalto al californiano Mike Dallas Jr (23-4-11 KO), en pelea realizada en Biloxi, Mississippi.

 

Con ese éxito el púgil cubano se ganó el derecho para pelear por el fajín en las 147 libras (peso welter) de la Asociación Mundial de Boxeo ante el boricua residente en Casa Grande, estado de Arizona, Abel Ramos.

Ramos (26-4-20 KO) venía de triunfar en sus últimas 8 peleas en dos años. Una de sus derrotas había sido ante Jamal James, quien en el 2016 sucumbió ante la técnica y pegada de Ugás.

El combate Ramos-Ugás se realizó, sin público por la pandemia, en el teatro Microsoft, en Los Ángeles, California.

Fue una pelea dura, con intercambios de golpes en las tres distancias. Pese a la fogosidad de Ramos, la técnica y mejor golpeo ayudó a Ugás en el resultado final tras 12 rounds, en los cuáles el árbitro Jerry Cantú hizo un buen trabajo.

Dos de los tres jueces se fueron por Yordenis, Edward Hernández y Zachary Young con idéntica puntuación 115-113, mientras Lou Moret le dio puntuación amplia a Ramos 117-111.

Con esta victoria el peleador cubano ganó el título vacante en el peso welter de la Asociación Mundial de Boxeo.

Ugás (26-4-12 KO) está en una de las divisiones más fuertes en la actualidad. Figuran peleadores de la talla de Errol Spence, Terrence Crawford, Manny Pacquiao, Keith Thurman, Shawn Portes (le ganó polémico combate a Ugás), Mikey García, Jessie Vargas y Danny García, entre otros.

Mucho talento, calidad y figuras jóvenes que vienen en ascenso, aparte de otros púgiles que pelean en las 140 libras y aspiran a subir a las 147 libras, dos de ellos los invictos José Carlos Ramírez, estadounidense de origen mexicano, y el británico Josh Taylor.

En el peso súper welter (154 libras) ocurre algo parecido , con la presencia, entre otros, de Jermell Charlo, Michel Soro, Brian Castaño, Jarret Hurt, el ruso-australiano Tim Tszyu y el cubano Erislandy Lara.

 

Precisamente Lara realizó una pelea en el 2020. En su único pleito conservó el título súper welter (154 libras) de la Asociación Mundial de Boxeo .

También el peleador de Guantánamo ganó la corona internacional de la Organización Mundial de Boxeo, tras derrotar por decisión unánime en 12 rounds al estadounidense de origen italiano Greg Vendetti (22-4-12 KO). Los tres jueces se inclinaron por Lara (27-3-15 KO).

En este peso pelean 9 cubanos, 6 de los cuales vieron acción. Los únicos que no subieron al ring fueron Eduardo Pérez Díaz, Erick Jiménez y Yasmany Pedroso.

El peso mediano (160 libras) cuenta con 5 peleadores de la mayor isla de las Antillas, lista que encabeza el prospecto tunero-habanero Yoelvis Gómez (3-0-3 KO). Durante el 2020 Gómez realizó dos peleas y en ambas ganó por nocaut ante Edgar Alvarez y David Rangel.

Yoelvis es hijo de uno de los grandes pesos medianos en todos los tiempos en el boxeo amateur, José Gómez Mustelier, del central Colombia (Elia) en la provincia Las Tunas.

José fue monarca olímpico, Mundial, Panamericano, Cenntroamericano y del Caribe, y aún se le recuerda por aquel nocaut que le propinó el ídolo del central Colombia al boricua José Ramos, durante el Tope Cuba-EEUU, realizado en 1978 en el Madison Square Garden, en Nueva York.

De los 9 cubanos que pelean en los súper medianos (168 libras) los mayores prospectos son los invictos David Morrell, William Scull y Maidel Sando.

En el 2020 el púgil de Villa Clara David Osvary Morrell hizo historia. Se convirtió en apenas en el tercer boxeador profesional en toda la historia en conquistar en sólo 3 pleitos una faja mundial.

 

Los otros dos púgiles que conquistaron coronas del orbe en apenas 3 combates fueron el tailandés Saensak Muangsurin en 1975 y el ucraniano Vasily Lomachenko, en el 2014.

El 8 de agosto del 2020 en Los Angeles, Morrell superó por decisión unánime en 12 asaltos a Lennox Allen, de Guyana, y de esa forma se agenció el fajín de la Asociación Mundial de Boxeo.

El 26 de diciembre del 2020 Morrell (4-0-3 KO) regresó al ring en California con un triunfo por KO en el tercer round ante el estadounidense Mike Gavronski.

El veterano Sullivan Barrera encabeza a los 6 cubanos que pelean en los semi pesados (175 libras), que tiene, además, a uno de los mejores de Cuba en la última década, el vueltabajero Yunieski González.

Barrera debió combatir en abril del 2020 ante el ruso Sergey Kovalev por la faja universal, pero el pleito fue cancelado debido al coronavirus.

El pinareño González combatió en dos oportunidades con victorias por la vía rápida ante Guillermo Romero y Alex Theran.

El peleador de Cienfuegos y La Habana Yunier Dorticós fue a la final de la segunda versión de la Súper Serie Mundial en el peso crucero ( hasta 200 libras).

Lamentablemente el “Doctor del KO“ no pudo ante el empuje del púgil de Riga Mairis Briedis (27-1-19 KO), con quien perdió por decisión dividida 2-1. Briedis le quitó el título de la Federación Internacional de Boxeo a Dorticós (24-2-22 KO).

De los 5 cubanos en las 200 libras el mejor prospecto es Lenar Pérez Fransua, del central Antonio Maceo, municipio Cacocum, en la provincia de Holguín.

En febrero del 2020 Fransua le propinó un espectacular nocaut al georgiano Michel Khutsishvili, en pelea realizada en Khonobod, Uzbekistán.

Lenar (8-0-8 KO) viajó en el 2018 a Rusia de turista (los cubanos no necesitan visa) y decidió quedarse en Moscú para iniciar una carrera profesional en el peso crucero.

Si la pandemia lo permite en el 2021, Lenar estaría en condiciones de buscar el título europeo.

Finalmente en los súper pesados (más de 200 libras de peso corporal) el peleador de Media Luna, en el oriente cubano, Luis Ortiz, pudo realizar un pleito.

En noviembre pasado derrotó por KO en el primer round a Alexander Flores, para llegar a 32 victorias con dos derrotas, ambas ante el estadounidense Deontay Wilder.

Ocho cubanos combaten en la división máxima. Los mayores prospectos son el guantanamero Frank Sánchez Faure, el agramontino Lenier Pero y el holguinero Geovany Bruzón.

Sánchez Faure (17–0-13 KO) ganó sus tres peleas en el 2020 y se agenció dos coronas continentales. Lenier Pero, quien fue miembro del equipo nacional, en su única pelea en el 2020 derrotó con un fulminante KO en el segundo asalto al argentino Jorge Alejandro Arias.

En el caso del holguinero Bruzón realizó 4 pleitos en el 2020 y en todas sus peleas se impuso por la vía rápida.

Pese a la pandemia, los púgiles cubanos realizaron buena labor en el 2020, con un alto número de campeones mundiales.

 

*Texto publicado originalmente en Radio Televisión Martí