Béisbol en Cuba: récord de deserciones y tres fugas espectaculares en 2021

En 2021, 15 peloteros cubanos rompieron con la Federación de Béisbol al desertar en eventos internacionales, según el periodista Francys Romero.
Lázaro Blanco, Luis Danny Morales y César Prieto
 

Reproduce este artículo

“En la historia del béisbol cubano, nunca se habían experimentado 15 salidas en eventos internacionales en un año”, afirmó este 28 de diciembre el periodista especializado Francys Romero en su blog personal.

Los récords de fugas datan de 1996: ese año seis jugadores abandonaron la selección nacional en un torneo internacional y en total, fueron 9 las deserciones en ese mismo periodo.

Pero en 2021, tres jugadores rompieron con el sistema actual del béisbol en la isla durante el Preolímpico de las Américas celebrado en la Florida entre mayo y junio. Luego, entre los meses de septiembre y octubre, llegaron las 12 fugas del Mundial Sub-23 realizado en México. Todas, suman 15 deserciones.

Para ilustrar aun mejor la magnitud del escándalo, Romero subraya que entre 2001 y 2010 se registraron apenas siete fugas en el extranjero. Pero en Florida, en 14 días, casi se superó la cifra de 10 años antes.

El gobierno cubano señaló la ruptura del acuerdo con las Grandes Ligas, que finalizó en abril de 2019, como causa de las deserciones, pero Romero sugiere que, de haberse mantenido vigente, los peloteros cubanos hubieran seguido buscando cómo llegar a la MLB.

“Por ejemplo, más del 50% de los que abandonaron el Mundial Sub-23 no eran objetivos reales de organizaciones de MLB. De existir un convenio, en otro torneo cualquiera esa misma tipología de jugadores estará en capacidad de abandonar una delegación. El móvil deportivo de antaño se ha ido transformando en una elección de vida”, escribió.

A su juicio, las tres fugas más espectaculares de 2021 fueron las de Lázaro Blanco, Luis Danny Morales y César Prieto.

Blanco, de 35 años, se fugó del equipo Cuba en México, donde se incorporaría a los Saraperos de ese país, con quienes tenía un contrato avalado por la Federación Cubana de Béisbol (estatal). El granmense se subió a un auto en el aeropuerto y se marchó. Horas después, dio declaraciones desde Miami.

Morales, de 18 años, desertó a los minutos de que el avión con los integrantes de la selección cubana aterrizara en México. El espirituano no duró ni una hora en territorio mexicano.

“Mientras varios jugadores estaban siendo chequeados en la aduana por la entrada de tabacos, Morales se desvaneció como «El hombre invisible» de H.G. Wells. Alrededor de 4 horas después de reportado, la Federación Cubana confirmó la noticia en su cuenta de Twitter”, dice Romero.

Prieto, de 22 años, aprovechó mientras todos recogían sus maletines en el Aeropuerto Internacional de Miami, a poco de llegar a esa ciudad, para correr unos 20 metros y subirse a un auto. “Algunos de los integrantes del equipo incluso se agacharon en señal de miedo. Uno dentro de la delegación alcanzó a decir: «¡Míralo como se va!» en señal de sorpresa”.