Estelar basquetbolista cubano Yoan Luis Haití se retira

“Papa Haití” llegó al baloncesto con siete años y se despide con diez títulos de los Búfalos de Ciego de Ávila.
Haití
 

Reproduce este artículo

El estelar basquetbolista cubano Yoan Luis Haití, ícono de los Búfalos de Ciego de Ávila, anunció a través de la prensa local que se retira del deporte activo esta temporada, aunque seguirá ligado a los Búfalos en su provincia.

“Desde un poco antes de la pandemia, algunos de los jugadores que formamos aquel equipo de la primera década, tuvimos la idea de volver a reunirnos para comprobar si aún Los Búfalos tenían la fuerza de antes”, precisó en entrevista con Invasor.

Haití añadió que “unos cumplíamos contrato en el exterior, otros estaban lesionados, pero hicimos el propósito de jugar unidos esta temporada. Algunos hasta renunciamos a contratos que aparecieron a última hora. Pero fue lindo el encontrarnos de nuevo en un tabloncillo”.

“Por eso creo que es un buen momento para despedirme. Siempre pensé en dejar el deporte activo sin estar totalmente acabado como atleta. Que la afición, y los que jugaron conmigo, tanto en mi equipo, como de rivales, me recuerden como un jugador de cierto nivel. Y me voy, no solo con este décimo título, sino también con la frente alta”, agregó en la conversación.

Tras esta confesión de retiro, el estelar deportista cubano insistió en que nunca romperá sus vínculos con “la novia de toda mi vida” (el baloncesto). “No tengo fuerzas para dejarla. Como asistente, estaré con Jorge Quintero en los próximos equipos. Que amor con amor se paga”, señaló.

“Todos los triunfos de nuestro equipo no solamente obedecen a la calidad de sus atletas, sino al concepto de colectivismo que siempre tenemos como bandera. Y te digo más, no solo en el tabloncillo somos uno solo, sino en el resto del tiempo. Cuando jugamos fuera de Ciego, nadie sale a la calle por sí solo. A donde va uno, vamos todos. No olvides que la gran mayoría de los jugadores que han pasado por nuestras filas han sido formados por técnicos que desde pequeños nos enseñaron a eso”, concluyó.