Tres peloteros que regresan a Cuba detallan fugas: “Se nos acercaban para que nos fuéramos con ellos”

El avileño Yuddiel González dijo que lo contactaron en el lobby del hotel de Obregón
Jonronero
 

Reproduce este artículo

El pelotero avileño Yuddiel González, el jonronero del team Cuba, Sub-23 en México, contó a la prensa oficialista que había sido contactado en México para que “desertara” de la delegación de la isla y emprendiera un camino rumbo a la pelota profesional.

“Yo no sabía ni cómo accedían a mi número telefónico, me escribían mensajes de que me esperaban en tal lugar. En Obregón, en el Hotel donde estábamos en el lobby, se nos acercaban para que nos fuéramos con ellos”, dijo a Radio Rebelde.

“Cada vez que nos daban la noticia de que se fue uno, dos y hasta tres, no bajaba mucho el ánimo, realmente era una cosa fuerte de poder asimilar a pocos minutos de salir al terreno”, añadió.

Pero no fue el único que contó el supuesto asedio, el oficialismo “obligó” a los pocos peloteros que regresaron a la isla a que contaran “lo mal que se sentían” y la “presión” que sufrieron durante la competición en tierras aztecas.

“Esperábamos encontrarnos con ese escenario, pero no de una manera tan fuerte, es duro levantarse y ver que un compañero tuyo no estaba. Las personas que hicieron eso fueron muy injustas, porque destruyeron un equipo de pelota que fue muy compacto a ese certamen”, dijo el lanzador pinareño Frank Abel Álvarez.

Álvarez también contó que recibieron de manera individual muchas ofertas. “Yo no tengo Facebook, pero sí me escribieron por whatsap como una forma para engañarme”.

Mientras otro pitcher, Jonathan Carbó dijo que cada fuga los dejaba sin ánimos. “Cada decisión que tomaban nuestro compañeros nos dolía mucho. Tuvimos que afrontar esa constante agresión que para nada fue física”.

Con anterioridad, Luis Daniel del Risco, directivo de la Federación Cubana de Béisbol (FCB), se lamentaba por la fuga de 12 peloteros en el Mundial Sub-23 celebrado en México, y aseguró que querían “destruir” el deporte nacional.

Sin especificar quiénes estarían detrás del “ataque”, del Risco aseguró en declaraciones a la televisión cubana, que con el récord de abandonos “querían destruirnos, querían que el béisbol pasara del 12 lugar que tiene en el ranking, querían acabar con el béisbol cubano”.