Receta fácil:Huevos encapotados
Esta receta de huevos encapotados son una exquisitez por excelencia. Tradicionales de La Bañeza, León, no es muy común encontrar este plato en los restaurantes
Foto: Pinterest

Esta receta de huevos encapotados es sencillamente una exquisitez por excelencia. Para preparar estos huevos rebozados, necesitarás ingredientes muy básicos, ya que se empanan con un proceso parecido al de las carnes. Si quieres conocer cómo hacer huevos encapotados, ¡no lo pienses más! Aquí te enseñamos todos los secretos para que queden deliciosos, no te los puedes perder.

Ingredientes:

  •  5 huevos
  •  3 cucharadas soperas de mantequilla 
  •  1 vaso de leche semi desnatada 
  •  2 pellizcos de sal 
  •  1 pellizco de pimienta y nuez moscada 
  •  3 cucharadas soperas de harina de trigo 
  •  2 vasos de aceite de girasol 
  •  1 paquete de pan rallado

Hierve los huevos durante 7 minutos para que mantengan una yema jugosa. Luego lleva los huevos a un chorro de agua fría para cortar la cocción y evitar que las yemas se cuajen. Escurre y deja que enfríen un poco para que puedas cogerlos sin quemarte. Cáscalos con cuidado, pélalos y resérvalos.

Ahora toca preparar la bechamel, recuerda que debe quedar espesa y similar a la bechamel para croquetas. Para hacerla, debes derretir la mantequilla en un cazo hondo y agrega la harina poco a poco, removiendo con una cuchara de madera. Deja que se cocine 2 minutos y añádele la leche, remueve hasta que quede totalmente diluida y forme una especie de masa tierna.

Si ves que necesita más líquido, puede añadirle un poco más leche y remueve mientras la agregas. Espolvorea sal y aliña con nuez moscada y pimienta. Pon los huevos en una fuente amplia donde puedan tener espacio entre sí para encapotarlos correctamente. En otra fuente, casca el huevo sobrante y mézclalo. Baña los huevos cocidos en la bechamel ya lista y espolvorea el pan rallado sobre ellos para que cuando los pases por el huevo para empanarlos te sea más fácil agarrarlos.

Pásalos por el huevo, luego por el pan rallado de nuevo y moldéalos para que queden lo más redondos posible.

Pon a calentar aceite en una sartén y cuando esté bien caliente, coloca con cuidado los huevos rebozados para que se frían. Deja que doren bastante y siempre a fuego bien alto. Sácalos cuando ya estén completamente hechos y deja que escurran el exceso de aceite en un papel absorbente. ¡Ya tienes listos tus huevos encapotados! 

Puedes además acompañarlos con una ensalada, unas papas al ajillo o verduras asadas. A tu elección