‘Masa de ignorantes’: Mariela Castro sobre marcha LGBTI en La Habana

La directora del Centro Nacional de Educación Sexual (Cenesex) y diputada de la Asamblea Nacional, Mariela Castro, calificó ayer a quienes participaron en la marcha independiente por los derechos de la comunidad de gays, lesbianas, bisexuales, transexuales e intersexuales (LGBTI) como “enemigos de la libertad” y una “masa de ignorantes”.

“A los enemigos de la libertad y a la masa de ignorantes y esnobistas que les acompaña, la labor del CENESEX les quita el sueño, pero CENESEX, como obra y política de la Revolución, saldrá fortalecido de las contradicciones internas y de las amenazas externas”, escribió en Facebook la hija del ex gobernante Raúl Castro.

Mariela Castro denunció además que este domingo “la contrarrevolución” se había dedicado “a agredir sin piedad la memoria sagrada de mi madre”, la difunta Vilma Espín, por décadas presidenta de la única organización autorizada de las mujeres cubanas. Castro adoptó un tono combativo e intolerante en el programa televisivo Mesa Redonda, donde por primera vez desde los incidentes del sábado, la televisión cubana mencionó la manifestación independiente.

“La lucha por los derechos LGBT es parte de nuestros aportes al proceso revolucionario. Yo quiero que el pueblo de Cuba lo comprenda de esa manera, colabore, se interese y no reproduzca tonterías, estupideces, prejuicios y chismes de la mal llamada prensa independiente o de los grandes medios de comunicación”, dijo Castro en la Mesa Redonda. "Hay que unirse y nadie se crea que es el Buen Samaritano, el puro o el santo, o el Jesús de Nazareth", seguró en aparente referencia a críticas hechas por varios artistas oficiales, como Vicente Feliú o Silvio Rodríguez, que se desmarcaron de la represión a la marcha.

La prensa oficial cubana había guardado silencio sobre la protesta espontánea del sábado de al menos 300 activistas de la comunidad LGBTI. La manifestación, convocada a través de las redes sociales, fue en respuesta a la cancelación de la “conga” contra la homofobia que dictaminó el MINSAP.

En un principio el organismo estatal justificó la cancelación de la conga por “determinadas circunstancias” que no aclaró, y luego emitió un segundo comunicado en el que se referían a “la agudización de la agresividad contra Cuba y Venezuela”, la activación del Título III de la Ley Helms-Burton y grupos que intentan “tergiversar la realidad de Cuba”.

El Cenesex también hizo un llamado a boicotear la marcha independiente y programó una actividad alternativa a la misma hora. La Seguridad del Estado cubana amenazó a los activistas que iban a participar y posteriormente reprimió la manifestación.