Trump extiende estado de Emergencia Nacional respecto a Cuba

El Gobierno de los Estados Unidos ratificó este jueves 27 la emergencia nacional referente a Cuba, como lo ha hecho en los últimos años, y dijo que la transmitirá al Congreso estadounidense para mantener vigente esa política contra la Isla.  

Esa “emergencia nacional” surgió en marzo de 1996, a partir del derribo por la Fuerza Aérea cubana de dos aviones civiles que formaban parte del escuadrón “Hermanos al Rescate”, integrado por pilotos dados al rescate de balseros que huían hacia Miami.

Mediante un comunicado publicado en el portal oficial de la Casa Blanca, el mandatario aseguró que continuará con las acciones generadas por esta situación y la decisión será transmitida al congreso estadounidense.

“La Ley de Emergencias Nacionales prevé la terminación automática de una emergencia nacional a menos que, dentro de los 90 días anteriores a la fecha del aniversario de su declaración, el Presidente publique en el Registro Federal y transmita al Congreso una notificación en la que se indique que la emergencia continuará en vigor después de la fecha del aniversario”, dijo el comunicado de la Casa Blanca.

 

 

Y agregó: “El gobierno cubano no ha demostrado que se abstendrá de utilizar una fuerza excesiva contra buques o aeronaves de los Estados Unidos que puedan realizar actividades de conmemoración o protesta pacífica al norte de Cuba”, dijo la Casa Blanca en su página de Internet.

En su momento Cuba aseguró que las avionetas violaban su espacio aéreo y fueron derribadas en aquel año. Cuatro pilotos murieron en la acción.

Desde entonces, por medio de la Proclamación 6867 se declaró una emergencia nacional en EE. UU., que se expandió el 26 de febrero de 2004.

“Además, la entrada no autorizada de cualquier embarcación registrada en los Estados Unidos a las aguas territoriales cubanas continúa siendo perjudicial para la política exterior de los Estados Unidos porque dicha entrada podría facilitar una migración masiva desde Cuba”, indica el texto.

Y añadió: “Por estas razones, he determinado que es necesario continuar la emergencia nacional declarada con respecto a Cuba y la autoridad de emergencia relativa a la regulación del anclaje y movimiento de embarcaciones establecida en la Proclamación 6867, enmendada por la Proclamación 7757, la Proclamación 9398 y la Proclamación 9699.