Terremoto en Croacia deja hasta el momento varios muertos, entre ellos una niña, y decenas de heridos

El Centro Sismológico Europeo del Mediterráneo dijo que el terremoto de magnitud 6,4 golpeó a 46 kilómetros (17 millas) al sureste de Zagreb, capital de Croacia.
 

Reproduce este artículo

El fuerte sismo de 6,4 grados de magnitud en la escala de Richter que sacudió este martes en el centro de Croacia ha causado un número indeterminado de muertos, entre ellos una niña, y varios heridos, además de daños considerables en edificaciones, informó el alcalde local, Darinko Dumbovic, a la emisora de Radio Croacia.

"Petrinja está en ruinas. Hay muertos y heridos, hay desaparecidos. No hay casa que no haya sido dañada. Las ambulancias no pueden llegar a todos los lugares. Es un caos" dijo Dumbovic.

El terremoto, que derribó las líneas telefónicas y dejó a los croatas en estado de shock, se sintió en todo el país, así como en la vecina Serbia, Bosnia y Herzegovina y en lugares tan lejanos como Graz en el sur de Austria.

Poco antes de hacer estas declaraciones, el alcalde de Petrinja había indicado al portal "24 sata" que "los servicios han empezado a rescatar a la gente de los escombros" y que el Ejército ha acudido a la zona para ayudar en las tareas.

El experto Kresimir Kuk, del Instituto Sismológico del país adriatico, alertó de que puede haber nuevos temblores y pidió a los ciudadanos alejarse de edificios en malas condiciones, de los cuales hay muchos en la zona en torno a Petrinja.

"No podemos excluir del todo y en teoría otro seísmo (de igual intensidad), pero podemos decir que es mayor la probabilidad de réplicas de menor magnitud", dijo Kuk a la televisión regional N1.

Según esa emisora, que ha mostrado imágenes de edificios y techos derrumbados en numerosos edificios en Petrinja y cómo los equipos de rescate, con bomberos y voluntarios, recuperaban a algunas personas de entre los escombros, también en Zagreb hubo heridos.

Numerosos ciudadanos de la capital, que en buena parte ha quedado sin electricidad, han salido a las calles y parques, e incluso algunos han abandonado la ciudad, que en marzo pasado fue golpeada por un terremoto de 5,5 grados.

Kuk pidió a los ciudadanos dejar libres las calles para que los servicios puedan llegar sin obstáculos a Petrinja, ciudad a la que hoy acudieron el primer ministro del país, Andrej Plenkovic, y el presidente, Zoran Milanovic

La ciudad central de Sisak, cercana a Petrinja, también sufrió daños materiales, indicó N1.

Tags