¿Por qué la OMS ha favorecido a China durante la pandemia del coronavirus?
El presidente de la OMS, el biólogo y político etíope, Tedros A. Ghebreyesus, pareciera ser más un vocero del régimen de Xi Jinping, cuidando dejar bien parado al país que tiene gran responsabilidad en la propagación del nuevo coronavirus. Pero, ¿cuáles son las razones que unen al director de la OMS con China?
Tedros Adhanom, director de la OMS, y Xi Jinping. (Reuters)

El director general de la OMS (Organización Mundial de la Salud), el biólogo y político etíope, Tedros Adhanom Ghebreyesus, pareciera ser más un vocero del  régimen de Xi Jinping, cuidando dejar bien parado al país que tiene gran responsabilidad con la propagación del nuevo coronavirus.

Pero, ¿cuáles son las razones que unen al director de la OMS con el gigante asiático?

China se ha convertido en una potencia imparable gracias a su apertura económica al mundo, acelerada en 2001 cuando integró la OMC (Organización Mundial de Comercio). Hoy este país es el gran contribuyente de Naciones Unidas después de Estados Unidos y de las quince agencias especiales de la ONU (Organización de Naciones Unidas), hoy preside cuatro e indirectamente una quinta, la OMS, a través de Ghebreyesus, el primer director en la historia de la organización que no tiene el título de médico, aunque ha realizado estudios en salud pública.

La directora que precedió a Tedros es Margaret Chan, de Hong Kong, por lo que Xi Jinping concluyó que el organismo no volvería a aceptar un candidato chino. Lo mejor era avalar al aspirante etíope cuyo país debe tantos favores a China por ser su mayor prestamista e inversor extranjero.

Según datos del Banco Mundial, China es el acreedor del 50% de la deuda externa del segundo país más poblado de África (109 millones de habitantes) detrás de Nigeria. Hay en Etiopía ya instaladas 69 empresas chinas que han colaborado al desarrollo de su infraestructura, al crecimiento económico y a mejorar la vida y la salud de los etíopes.

Entre enero a octubre del 2019, Etiopía aprobó 140 proyectos de inversión china, quedando en manos chinas el 60% de inversión extranjera directa. Además actualmente participa en la construcción de un gran estadio, torres y la expansión del aeropuerto internacional en la capital etíope, también invirtieron en el satélite que Etiopía lanzará al espacio, proyectos de energía, compañías de gas y petróleo, aumento de ganado en pie y otros tantos proyectos, asegura Infobae.

“Es por esto que no puedo dejar de preguntarme si los errores u omisiones cometidas por el director general de la OMS, Tedros Adhanom, tienen más que ver con la devolución de favores al gobierno chino que con la verdad misma. Espero por el bien del mundo que no sea así. Deseo que sus confusiones y poca precisión se deban a una falta de preparación o conocimiento frente a algo desconocido”, señala la periodista María Belén Chapur, en un detallado análisis publicado por Infobae.

Desde que se desencadenó la pandemia, el director de la OMS, Tedros A. Ghebreyesus, ha generado diversas polémicas a nivel internacional, debido a sus desaciertos y declaraciones confusas, como sus elogios al presidente Xi Jinping.

Beijing ocultó que el patógeno originado en Wuhan era altamente contagioso y silenció a las personas e informes que detallaban sobre el nuevo coronavirus. Funcionarios taiwaneses ya habían alertado a la OMS a finales de diciembre del contagio de persona a persona, pero fueron ignorados por ser acérrimos enemigos de China.


El 28 de enero luego de una reunión entre Tedros A. Ghebreyesus y Xi Jinping, el director de la OMS hace un elogio público al presidente chino en su liderazgo y transparencia en el manejo de la aun no declarada pandemia en aquel entonces.

Tedros A. Ghebreyesus, fue duramente atacado anteriormente por un prominente experto en salud global, Lawrence Gostin, quien lo acusara de encubrir tres epidemias de cólera durante sus gestiones en Etiopía con el fin de minimizarlas y que su país no sufriese las consecuencias económicas de admitir mundialmente una epidemia.

“Cualquier similitud con la realidad es mera coincidencia. La responsabilidad o irresponsabilidad y las prioridades de quienes detentan el poder pueden a veces costar muchas vidas”, subraya Infobae.

Con el aval de Occidente, y muy especialmente de Estados Unidos, China se convirtió en la fábrica del mundo. La etiqueta “hecho en China” se extendió a una gran parte de lo que se consume en el mundo, hasta en lo que hace a insumos relacionados con la salud. Lo que hoy lo ubica como el más fuerte rival de Estados Unidos. El presidente Donald Trump le declara la guerra comercial a comienzos del año 2018.

“En las últimas dos décadas, China sigilosamente avanzó en áreas geopolíticas estratégicas (Mar de China, África y América Latina). También, más recientemente, se concentró en poner a sus nacionales en puestos de poder en organismos multilaterales. Una manera más de ejercer influencias que da el poder de una billetera abultada, sin control alguno”, refiere Infobae.

Para 2049 Xi Jinping tiene el gran sueño de transformarse en potencia hegemónica mundial y festejar así, el centenario de la creación de la República Popular China, para lo que se aprovecha de sus influencias.

El coronavirus denominado SARS-COV-2, tiene al mundo en jaque, paralizado y hundiéndolo en una de sus peores crisis económicas, que condenarán a muchos a la pobreza definitiva. Al día de hoy los muertos en el mundo ascienden las 341 mil personas.