A pesar de que se recupera bien, Bolsonaro pasará más tiempo en hospital
Pese a que el equipo médico que atiende al jefe de Estado brasileño afirmó que se recupera bien, deberá permanecer otros cuatro días en el hospital. Mientra tanto, el expresidente Luiz Inácio Lula da Silva, dijo que "no hay que esperar nada de Bolsonaro".
El presidente de Brasil permanecerá otros cuatro días hospitalizado

Sao Paulo, 12 sep (ADN CUBA).- El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro permanecerá otros cuatro días más bajo cuidados médicos y alejado de sus funciones como mandatario, informaron fuentes oficiales.

El Jefe de Estado brasileño tenía previsto reasumir el viernes el cargo, luego del progreso positivo que ha tenido después de la cirugía abdominal a la que fue sometido el pasado domingo. Regresará a sus actividades el próximo martes.

A pesar de su mejoría, el equipo médico decidió mantenerlo apartado del cargo hasta el próximo martes "con el fin de proporcionar mayor tiempo de descanso", según un comunicado oficial.

De acuerdo con el boletín médico divulgado la mañana de este jueves, Bolsonaro "presenta evolución clínica favorable. Sin dolor, sin fiebre y con recuperación progresiva de los movimientos intestinales".

Aun estando ingresado, Bolsonaro no faltó a su cita semanal en las redes sociales y realizó un directo de apenas tres minutos en el que repasó algunos de los avances del Gobierno.

También contó detalles de la visita que recibió esta jornada del médico que, según él, le "salvó la vida" tras la cuchillada sufrida el año pasado en un mitin durante la campaña electoral.
 

 

 

Luis Enrique Borsatti es el jefe del equipo médico que el 6 de septiembre de 2018 atendió a Bolsonaro en el hospital público Santa Casa de la localidad de Juiz de Fora, en el estado de Minas Gerais (sureste), donde sufrió un atentado perpetrado por un hombre con problemas mentales.

El doctor, recordó Bolsonaro, contó "con detalles que por cuestión de milímetros el cuchillo no alcanzó puntos vitales".

"Agradezco a los profesionales por mi vida, a Dios en primer lugar. Nosotros tenemos una misión: ayudar a cambiar el destino de ese gran país llamado Brasil", afirmó Bolsonaro desde el hospital, vestido con la bata y todavía con la sonda nasogástrica (para drenar líquidos y aire del intestino).

El mandatario, de 64 años, fue ingresado el pasado sábado en el Hospital Vila Nova Star, un prestigioso centro médico privado de Sao Paulo, para la cirugía abdominal a la que fue sometido el domingo, la cuarta desde que fue acuchillado.


 

 

Desde que fue ingresado, Bolsonaro ha sido sustituido en el cargo por el vicepresidente Hamilton Mourao, quien deberá estar al frente de la Presidencia al menos hasta el próximo martes.

Mientras tanto, el expresidente Luiz Inácio Lula da Silva dio declaraciones a la prensa en las que afirmó que "no hay que esperar nada de Bolsonaro, que no hace nada más que "destruir", según una entrevista con el diario francés Le Monde publicada este jueves, y retomada por medios latinoamericanos, entre ellos La Jornada, de México.

"Es un gobierno de destrucción, sin ninguna visión sobre el futuro, sin programa, que no está calificado para el poder. Es por eso que dice tantas tonterías", señaló Lula, que purga una condena de más de ocho años de cárcel por corrupción.

Lula, que dio la entrevista en la sede de la policía federal de Curitiba, dijo que "no pide ningún favor, ninguna reducción de pena. Sólo justicia".