Partido Comunista de Chile pedirá a Corte Penal Internacional que abra causa contra Piñera
El partido enviará al tribunal internacional los informes elaborados por organizaciones de derechos humanos sobre abusos cometidos por policías y militares en el marco de las protestas contra Piñera
El PC chileno llevará a Piñera a la CPI por abusos policiales en protestas

El Partido Comunista de Chile (PCCh) quiere que el presidente del país, Sebastián Piñera, responda ante la Corte Penal Internacional por las violaciones a los derechos humanos ocurridas durante la crisis, denunciadas por distintos organismos, confirmó este jueves a Efe su líder, Guillermo Teillier.

"Estamos estudiando una presentación ante la Corte Penal Internacional, hay un equipo de juristas que la están preparando y estará lista previsiblemente la próxima semana", apuntó Teillier.

El partido enviará al tribunal internacional, con sede en La Haya (Países Bajos), los informes elaborados por la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (Acnudh), la Comisión Interamericana de los Derechos Humanos (CIDH), Human Rights Watch (HRW) y Amnistía Internacional (AI).

Los cuatro organismos denunciaron que las fuerzas de seguridad chilenas cometieron graves violaciones a los derechos humanos, como torturas, uso excesivo de la fuerza, detenciones ilegales y agresiones sexuales, durante el estallido social que vive el país desde mediados del pasado octubre.

 

 

El partido remitirá además los informes del autónomo Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH), que ha interpuesto en los tribunales chilenos un total de 943 denuncias contra los agentes del Estado.

"Estamos preparando una serie de presentaciones con el objetivo de que el fiscal de la corte la estudie y abra un caso, pero no es una denuncia porque no se cumplen los requisitos, ya que no se han agotado los recursos judiciales internos", explicó por su parte a Efe la diputada comunista Carmen Hertz.

La crisis, la más grave desde el fin de la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990), ha dejado al menos 24 fallidos y miles de heridos, episodios de violencia extrema con saqueos, incendios, barricadas y destrucción de mobiliario público.

Piñera, muy crítico con los informes de los organismos internacionales, ha reconocido abusos puntuales, pero ha negado una política sistematizada para atacar a los manifestantes y se ha comprometido a investigar los hechos.

 

 

Por su parte, el ministro del Interior, Gonzalo Blumel, consultado por este tema y citado por el diario La Tercera, dijo: “Eso da cuenta de que el PC entiende poco de cómo funciona la democracia y el Estado de derecho”.

“Cuando uno entiende la democracia y cree en ella, lo primero es alejar cualquier tentación de interrumpir un mandato democrático validado por la ciudadanía”, añadió el jefe de gabinete.

“Y en segundo lugar, porque el Estado de derecho en Chile funciona. Tenemos instituciones, tribunales, fiscalías que están investigando y van a ir abordando cada uno de los casos que se han conocido en el país en materia de abuso o atropello policiales”, aseguró Blumel.