Declaración: ministros de Relaciones Exteriores de la OTAN sobre Afganistán

Los ministros de Relaciones Exteriores de la OTAN emitieron una declaración conjunta donde confirman su compromiso con el pueblo afgano
Ministros de Relaciones Exteriores de la OTAN / Creative Commons
 

Reproduce este artículo

Los ministros de Relaciones Exteriores de la OTAN se reunieron el día viernes para discutir la situación en Afganistán, donde acordaron continuar con la evacuación segura, que incluye a ciudadanos de los Estados miembros de la alianza y “afganos en riesgo”.

Los ministros emitieron una declaración conjunta en la que señalaron las principales prioridades sobre los esfuerzos coordinados dentro de Afganistán luego de que los talibanes tomaran el Palacio Presidencial el 15 de agosto.

“Nos une nuestra profunda preocupación por los graves acontecimientos ocurridos en Afganistán y pedimos que se ponga fin de inmediato a la violencia”, dice el comunicado publicado en la página del Departamento de Estado de Estados Unidos.

Los ministros expresaron su preocupación ante los fuertes abusos de derechos humanos en todo el país asiático y afirmaron su compromiso con la declaración del Consejo de Seguridad de la ONU para alinearse a las normas y estándares sobre derechos humanos y derecho internacional humanitario.

En la declaración, se pidió “a quienes ocupan puestos de autoridad en Afganistán, que respeten y faciliten su salida segura y ordenada, incluso a través del Aeropuerto Internacional Hamid Karzai en Kabul”.

De igual modo, indican que el pueblo afgano merece vivir en condiciones de seguridad y dignidad; con los logros políticos, económicos y sociales que obtuvieron durante los últimos 20 años.

El documento insta a todas las partes en Afganistán a trabajar de buena fe para establecer un gobierno inclusivo y representativo, incluso con la participación significativa de mujeres y grupos minoritarios.

“Cualquier futuro gobierno afgano debe cumplir con las obligaciones internacionales de Afganistán; salvaguardar los derechos humanos de todos los afganos, en particular las mujeres, los niños y las minorías; defender el estado de derecho; permitir el acceso humanitario sin trabas; y garantizar que Afganistán nunca más vuelva a ser un refugio seguro para los terroristas”, puntualiza el texto.

Los ministros aseguran que durante 20 años lograron negar un refugio para los terroristas en Afganistán, desde donde planean ataques, por lo que continuarán la lucha contra el terrorismo con determinación y solidaridad.

Finalmente, el texto indica que luego de 20 años de trabajar incansablemente por el futuro de Afganistán, se buscará seguir promoviendo un pueblo estable y próspero mediante su cooperación con socios regionales e internacionales, como la Unión Europea y Estados Unidos.