Evo Morales regresa a Bolivia tras casi un año de exilio en Argentina

El expresidente boliviano salió de su país el pasado 12 de noviembre de 2019 hacia Argentina, previo paso por México, tras ser acusado de fraude electoral
REUTERS / UESLEI MARCELINO
 

Reproduce este artículo

Evo Morales regresó este lunes 9 de noviembre a Bolivia a poco de cumplirse un año de su salida hacia Argentina, previo paso por México, tras ser acusado de fraude electoral. 

El expresidente indígena volvió un día después que retomó el poder su partido Movimiento Al Socialismo (MAS), con Luis Arce como nuevo presidente de Bolivia, tras ganar las elecciones generales del pasado mes, en sustitución del Gobierno interino de Jeanine Áñez.

Morales regresó con Álvaro García Linera, quien fue su vicepresidente por alrededor de 14 años en el poder, y varios exministros de su etapa al frente de Bolivia, reportó El Confidencial. 

El  mandatario Alberto Fernández,  despidió al expresidente boliviano antes de cruzar a su país, desde la ciudad de Villazón, en la frontera entre ambas naciones. Cristina Fernández, vicepresidenta del jefe de Estado argentino, fue una de las aliadas principales del Morales cuando era presidenta (2007-2015). 

El expresidente realizará una caravana de 1.200 kilómetros hasta llegar a Chimoré,  desde donde salió hacia México el 11 de noviembre de 2019, tras anunciar el día antes que renunciaba a la Presidencia de Bolivia, según dijo, por un golpe de Estado. Morales  había sido declarado como ganador de las elecciones ese año, intentando concretar un cuarto mandato consecutivo, pero luego fueron anuladas entre denuncias de fraude a su favor.

La Justicia boliviana retiró una orden de aprehensión que pesaba en contra de Morales,  aunque aún siguen abiertas varias causas. En apenas ocho días después de la victoria de Arce, un tribunal anuló la orden de detención por supuesto terrorismo y sedición, con lo que se allanaba el camino para su regreso. 

En tanto, el restablecimiento de las relaciones con países como Cuba, Venezuela e Irán será una de las tareas para reconducir la política exterior boliviana que prevé llevar adelante Luis Arce.  El candidato del MAS de Evo Morales, aseguró en una entrevista con EFE que, si se confirma su victoria, Bolivia retomará las relaciones con países como Cuba y Venezuela, rotas por el Ejecutivo transitorio de Jeanine Áñez.

“Nosotros vamos a restablecer todas las relaciones. Este Gobierno ha actuado muy ideológicamente privando al pueblo boliviano del acceso a la medicina cubana, a la medicina rusa, a los avances en China. Por un tema netamente ideológico se ha expuesto a la población de manera innecesaria y perjudicial”, aseveró.