ONU confirma intento de suicidio de Jeanine Áñez

La representación del organismo en el país andino constató que Añez presenta “lesiones físicas autoinfligidas” y que dice sentirse “físicamente debilitada y afectada emocionalmente”.
Jeanine-Añez
 

Reproduce este artículo

Una comisión de Naciones Unidas visitó este domingo a la expresidenta de Bolivia, Jeanine Áñez en una cárcel de mujeres de La Paz, y confirmó su intento de suicidio del sábado, informó este 23 de agosto la representación del organismo en el país andino.

ONU Bolivia expresó a través de un comunicado que tuvo acceso "inmediato e irrestricto" a la cárcel y entrevistó a Áñez de manera confidencial.

Constató que Añez presenta “lesiones físicas autoinfligidas” y que ella señala sentirse “físicamente debilitada y afectada emocionalmente”.

Los funcionarios comprobaron que las autoridades del penal dejaron que un familiar de Áñez se quede a dormir con ella, aunque, de acuerdo con los “estándares internacionales”, se deben implementar otras estrategias de “atención y prevención de autolesión y suicidio”.

“Los estándares internacionales resaltan que la salud mental de las personas privadas de libertad debe ser atendida de manera específica y aplicando la perspectiva de género”, asegura el comunicado.

Además, califican de “buen paso” el examen psiquiátrico de Áñez “toda vez que se realice con consentimiento previo y por profesionales independientes y reconocidos por las partes”.

Áñez lleva cinco meses en detención preventiva en la cárcel de Obrajes en La Paz acusada de perpetrar un “golpe de Estado” y de ser organizadora de una supuesta sedición y conspiración.

La exmandataria pudo salir de la cárcel esta semana a fin de realizarse pruebas médicas debido a la hipertensión arterial y el síndrome ansioso depresivo que padece.

El sábado el ministro de Gobierno, Eduardo del Castillo —del gobernante Movimiento Al Socialismo (MAS)—, informó que Áñez intentó “generarse una autolesión”, pero que su vida no corría peligro.

Políticos, expresidentes e incluso su defensa pedían que ante esta situación dejen que Áñez se defienda en libertad para preservar su vida y su salud.

La Unión Europea y la embajada de Estados Unidos expresaron su “preocupación” por la salud de la exmandataria, al igual que diputados de la oposición boliviana y expresidentes del país.

La Fiscalía presentó el viernes un requerimiento acusatorio en contra de Áñez para iniciar un juicio de responsabilidades por las muertes en dos regiones en la crisis de 2019, tras las elecciones fallidas de ese año.

Dichos comicios fueron anulados en medio de denuncias de un fraude electoral por el que resultó vencedor el entonces presidente Evo Morales, quien por su parte asegura que fue víctima de un "golpe de Estado".