Denuncian a Evo Morales ante La Haya por crímenes de lesa humanidad

Autoridades del gobierno interino de Bolivia acusaron a Evo Morales ante la Corte Penal Internacional de La Haya (CPI) por “presuntos crímenes de lesa humanidad”, informó este martes la agencia de noticias AFP, citando fuentes de esa instancia judicial.

Sin embargo, la Fiscalía de la Corte señaló que recibir una denuncia no implica necesariamente abrir una investigación.

“Fiscalía de la Corte Penal de La Haya recibe denuncia contra Evo Morales y ex-ministros por presuntos crímenes de lesa humanidad. Puede activarse mecanismo de subsidiaridad”, escribió el abogado Alfonso M. Dorado, en su cuenta de Twitter.



El abogado mostró imágenes del documento enviado a la Fiscalía de la CPI, y según el cual otros miembros del gobierno de Morales, como el ex vicepresidente Álvaro García Linera, los ex ministros Juan Ramón Quintana, Javier Zabalet, y Wilma Alanoca, y el diputado Gustavo Torrico, también estarían siendo acusados.

La Corte Penal Internacional, con sede en la ciudad holandesa de La Haya, es la instancia judicial encargada de juzgar crímenes de lesa humanidad, y presuntos casos de genocidio y crímenes de guerra.

Tras perder el apoyo de las Fuerzas Armadas, el exmandatario boliviano, acusado de fraude electoral, abandonó el poder el 10 de noviembre pasado. Evo recibió asilo político en México y viajó a ese país, desde donde se mantiene activo políticamente. Un audio revelado poco después de su llegada a México, lo vinculó a la organización de protestas violentas en Bolivia. El gobierno provisional del país lo acusa de instigar a los manifestantes a que bloqueen las vías de acceso a las ciudades y eviten que entren provisiones básicas.  

 

 

Actualmente Morales se encuentra en Cuba, y se cree que esté buscando instalarse en Argentina, donde asumió el poder este martes un presidente de izquierda, Alberto Fernández. Evo pretende regresar a la arena política boliviana, según ha reconocido el Twitter.

“Los otros ex ministros acusados ​​permanecen en la embajada de México en Bolivia, esperando una salvoconducto”, indica AFP.

De acuerdo con los abogados que llevan el caso, el expresidente y sus colaboradores están acusados de “asesinatos selectivos con francotiradores, emboscadas, violaciones y agresiones sexuales, toma de rehenes, tortura física y psicológica, terrorismo de estado, e interrupción del acceso a alimentos y agua para ciertas ciudades”.

Según el Estatuto de Roma de la Corte Penal Internacional, los cargos antes mencionados se corresponden con los crímenes tipificados como “lesa humanidad”. Las manifestaciones violentas en Bolivia causaron más de 30 muertes en ese país, luego de la renuncia de Morales, al conocerse un informe de la OEA que reveló “irregularidades maliciosas” en el proceso electoral.