Coronavirus: “Lo peor está por venir”, según OMS
Tedros Adhanom, director general de la Organización Mundial de la Salud, aseveró a los reporteros en la sede de la OMS en Ginebra que este “es un virus que mucha gente sigue sin entender”
Director de la OMS en rueda de prensa, Ginebra. Foto: Denis Balibouse/Reuters

El director general de la Organización Mundial de la Salud, Tedros Adhanom Ghebreyesus, advirtió este lunes que en cuanto a la pandemia de coronavirus “lo peor está por venir”, aunque muchos países han comenzado a reducir las medidas restrictivas dirigidas a frenar su propagación.

Sin embargo, Tedros Adhanom no especificó la razón por la que cree que el brote que ha infectado a unos 2,5 millones de personas y provocado la muerte de más de 166 mil podría empeorar, informó la agencia Associated Press (AP).

En otros pronunciamientos, tanto él como otras personas han señalado la futura propagación de la enfermedad en África, donde los sistemas de salud están mucho menos desarrollados.

“Créannos. Lo peor está por venir”, enfatizó Tedros a los reporteros en la sede de la OMS en Ginebra. “Prevengamos esta tragedia. Es un virus que mucha gente sigue sin entender”.

Algunos gobiernos asiáticos y europeos han reducido gradualmente o han comenzado a relajar sus medidas de “confinamiento”, como cuarentenas, cierres de escuelas y restricciones a las reuniones públicas, con base en una disminución en el crecimiento de casos y en el número de muertes por la COVID-19.

Tedros y su agencia han estado a la defensiva luego de que el presidente estadounidense Donald Trump, cuyo país es el mayor donante, ordenó la semana pasada suspender los fondos que da la agencia, alegando que no dio una respuesta temprana al brote.

Entre otras cosas, Trump insistió en que la OMS no había compartido información “oportuna y transparente” sobre el brote luego de que estalló en China a finales del año pasado.

“No hay ningún secreto en la OMS, porque mantener las cosas confidenciales o en secreto es peligroso. Es un problema de salud”, manifestó Tedros.

“Este virus es peligroso. Se aprovecha de las grietas entre nosotros cuando tenemos diferencias”, agregó. Tedros dijo que se han enviado empleados de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC por sus siglas en inglés) para que colaborar con su agencia, insinuando que era una señal de la transparencia de la OMS.

“Tener al personal de los CDC (en la OMS) significa que no se ha ocultado nada a Estados Unidos desde el primer día”, dijo Tedros. “Nuestros colegas de los CDC también saben que proporcionamos la información de inmediato a cualquiera”.

Tedros señaló que la enfermedad era “el enemigo público número uno” y que “lo hemos alertado desde el primer día: Este es un demonio contra el que todos deberían luchar”.

 

Crisis de credibilidad

Más de tres meses después de que se declarase el inicio de la pandemia del nuevo coronavirus en la ciudad china de Wuhan, varios gobiernos y organizaciones de todo el planeta se cuestionan si la OMS actuó de manera correcta ante la situación. Algunos aluden al supuesto encubrimiento de la responsabilidad del régimen chino en la propagación del brote de coronavirus que comenzó en Wuhan.

La semana pasada, Taiwán reveló una carta que había enviado a la OMS en diciembre pasado alertando tempranamente sobre la nueva epidemia que Xi Jinping minimizaba.

En medio de la crisis de credibilidad de la OMS, la ciudad china de Wuhan corrigió a finales de la semana anterior su cifra oficial de muertos por la enfermedad, tras admitir que muchos casos “se registraron erróneamente”.

Ahora, el número total es de tres mil 869 fallecidos, mil 290 personas o un 50% más que en el recuento anterior.

Con los nuevos datos, el balance oficial de víctimas mortales en todo el país a causa del coronavirus llega a cuatro mil 632, en medio de un tenso clima internacional por las sospechas de que China no fue transparente en el enfrentamiento a la enfermedad.