CIDH advierte a Ecuador sobre uso desproporcionado de fuerza en protestas
La CIDH dijo en un comunicado, publicado hoy, que producto de las protestas han resultado decenas personas de heridas, 477 personas detenidas y 31 periodistas agredidos. Dos personas habrían muerto.
Las manifestaciones han dejado decenas de heridos

 

Washington, 9 oct (ADN CUBA).- La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y su Relatoría Especial para la Libertad de Expresión expresaron este miércoles su preocupación ante el uso excesivo de la fuerza por parte de agentes de seguridad de Ecuador y la escalada de la violencia por parte de manifestantes.

La CIDH dijo en un comunicado, publicado hoy, que producto de las protestas han resultado decenas personas de heridas, 477 personas detenidas y 31 periodistas agredidos.

Añadió que se reportaron dos personas que habrían perdido la vida mientras participaban en las protestas, sin que se hayan determinado aún las circunstancias.

También señaló que muchas personas resultaron afectadas por el uso indiscriminado de gas lacrimógeno.

“Imágenes que circularon en redes sociales dan cuenta en reiteradas ocasiones de un uso desproporcionado de la fuerza por parte de agentes de la policía nacional que habrían disuelto algunas de las manifestaciones en Quito y Guayaquil”, dijo el organismo, en el comunicado.

Añadió que más de 30 periodistas y reporteros gráficos denunciaron agresiones tanto de agentes estales como de manifestantes, y exhibieron videos de presiones por parte de la policía para que destruyeran los registros de las protestas y de la acción policial.

Adicionalmente, la Comisión tuvo noticia de actos de violencia y exceso de la fuerza en contra de miembros de comunidades indígenas que se sumaron a las protestas, tanto en Quito como en sus territorios ancestrales.

 

 

La CIDH acotó que, en determinadas circunstancias, grupos de manifestantes provocaron graves desmanes durante algunas manifestaciones. Según la información proporcionada por el Estado, 35 policías resultaron heridos.

“La CIDH condena enérgicamente todo acto de violencia, y recuerda al Estado que las fuerzas de seguridad tienen la obligación de permitir el desarrollo de las manifestaciones y protestas y aislar a los manifestantes que recurren a la violencia”, subrayó.

Agregó que los operativos de seguridad del Estado deben ser planificados de forma cuidadosa bajo protocolos de actuación claros que garanticen el uso de armas adecuado menos letales, progresivo y proporcional, con absoluto apego a los derechos humanos, y favorezcan el diálogo, finalizó el organismo.

Mientras tanto, una tensa calma se respiraba este miércoles en Guayaquil, situada en el suroeste de Ecuador, donde los accesos a la ciudad están controlados por el Ejército y se esperaba una marcha cívica esta tarde convocada por la Alcaldía.

Pese al estricto control de las Fuerzas Armadas para impedir el ingreso de activistas y militantes opositores, hubo manifestaciones violentas en el cantón Durán en las que ciudadanos lanzaron piedras a las fuerzas del orden, que respondieron con gas lacrimógeno.

El control sobre el puente de la Unidad Nacional, que da acceso a Guayaquil, ha sido permanente, con cientos de soldados de la infantería de la Fuerza Aérea y de la Marina que impedían el paso de vehículos.

 

Por la mañana el Ejército permitió el paso ordenado de personas tras revisar que no portaban ningún tipo de armas ni palos.

Al otro lado del puente, se han registrado algunos disturbios en los que la Policía ha arrestado a siete personas.

Donde sí se han producido choques más violentos ha sido en el centro de Guayaquil.

Allí grupos de izquierdas y de las filas correístas (seguidores del expresidente Rafael Correa) protestaron en las calles 9 de Octubre y Francisco García Avilés, y fueron rechazados por las fuerzas del orden que les lanzaron gases lacrimógenos para dispersarlos y tratar de alejarlos de la contramanifestación organizada por la alcaldesa, Cynthia Viteri.

La de la alcaldesa, del partido conservador, trata de expresar su rechazo a la violencia de los últimos días y manifestar su apoyo a la "paz y la libertad".

Ecuador vive hoy una huelga nacional convocada por sindicatos y organizaciones sociales en contra de la eliminación del subsidio a los combustibles, que provocó el alza del coste del galón de diésel y de la gasolina conocida como "extra", la de mayor consumo del país.