China censura tributo en redes sociales a médico fallecido que alertó sobre el coronavirus
El fallecimiento del doctor se dio a conocer primero en cuentas oficiales de Weibo (el Twitter chino) de varios medios chinos, lo que generó un aluvión de reacciones de dolor en Internet, así como de rabia contra el Gobierno
La ciudadanía ha rendido tributo al Dr. Li Wenliang, muerto este viernes. Efe

Las redes sociales chinas se saturaban este viernes de tributos al doctor Li Wenliang, el oftalmólogo que alertó sobre la epidemia de coronavirus, fallecido esta madrugada, y de reacciones de rabia contra el Gobierno, que ha intentado bloquear los homenajes en el ciberespacio de la ciudadanía hacia el médico.

El diario español El País dijo que el médico, de 34 años, se ha convertido en la cara pública de los problemas en torno a la gestión de la crisis. A mediodía, la censura se había encargado de bloquear el acceso a muchos de esos tributos a Li.

El fallecimiento del doctor se dio a conocer primero en cuentas oficiales de Weibo (el Twitter chino) de varios medios chinos, lo que generó un aluvión de reacciones de dolor y rabia en Internet, añadió el periódico.

En torno a la medianoche, el Hospital Central de Wuhan, donde se encontraba ingresado, anunció que Li estaba conectado a un respirador artificial que le mantenía con vida, solo para confirmar en torno a las cuatro de la madrugada que había muerto.

 

 

Esta mañana, el hashtag en mandarín “¿puedes hacer esto, lo entiendes?” se convertía en uno de los lemas más repetidos, agregó el reporte.

Era una alusión a la carta que el médico tuvo que firmar al ser reprendido, en la que la policía le ordenaba en esos términos no divulgar más “rumores”, y que se ha convertido este viernes en una reivindicación de la libertad de expresión.

Pocas horas más tarde, la búsqueda devolvía una única respuesta: “De acuerdo con las leyes y regulaciones relevantes, no se muestran los resultados de esta página”.

El diario británico The Telegraph dijo por su parte que la muerte del médico chino, castigado por haber denunciado el brote de coronavirus, ha desencadenado una crítica pública sin precedentes al Partido Comunista desde el interior de China.

Li Wenliang fue aclamado como mártir en medio de la creciente disidencia e ira por las medidas de China para encubrir las primeras etapas del brote, dijo The Telegraph.

Añadió que los censores trabajaban duro para borrar el acceso a Internet bloqueando temas de discusión como "el gobierno de Wuhan le debe una disculpa al Doctor Li Wenliang" y "queremos libertad de expresión".

 

 

Li Wenliang falleció a las tres de esta madrugada en el Hospital Central de Wuhan, después de que el pasado 1 de febrero anunciase que había sido contagiado del virus.

El pasado 30 de diciembre Li había advertido a sus colegas en un grupo de WeChat (el Whatsapp chino) de que en su hospital habían aislado a siete pacientes tras haber sido diagnosticados de una neumonía parecida al Síndrome Respiratorio Agudo y Grave (SARS).

Cuatro días después, el doctor fue convocado por la Policía local, que le acusó de "propagar rumores" -lo que en China puede suponer 7 años de prisión- y le hizo firmar un escrito reconociendo su "equivocación" para poder volver a su casa.

A otros siete médicos les sucedió también algo similar a lo de Li, cuyo caso se convirtió en detonante de las críticas hacia las autoridades chinas por impedir una actuación a tiempo para contener la epidemia.

En la popular red social china Weibo, similar a Twitter, eran hoy decenas de miles los mensajes que mostraban su tristeza y sus condolencias a la familia de Li, que deja un hijo de cinco años y una mujer embarazada, a la vez que criticaban que se le hubiese castigado en lugar de haberle hecho caso.

 

 

"Debemos recuperar su reputación y el gobierno tiene que disculparse", afirmaba una usuaria identificada como Anye Memo.

Algunos mensajes especialmente críticos con las autoridades desaparecieron de Weibo a los pocos minutos de publicarse pero otros permanecieron como el de Laofu-Qingheyikan: "No hay disculpas desde el gobierno, la gente común vive en un país que censura. ¡No habrá futuro si no se cambia el sistema!"

Más de 1.100 millones de mensajes hablaban hoy sobre la muerte del doctor en Weibo, que era el segundo tema más debatido del día tras la respuesta del gobernador de la provincia de Hubei, foco del coronavirus, a la petición de ayuda de los ciudadanos en las redes sociales.

El Gobierno de Wuhan por su parte emitió un comunicado de una sola frase en el que rindió tributo a su trabajo "en la primera línea de la lucha contra la epidemia" y ofreció sus condolencias a la familia.

La agencia anticorrupción del Gobierno chino anunció hoy que enviará un equipo de investigación a Hubei para llevar a cabo una "completa investigación" sobre los "asuntos" que denuncian los ciudadanos en relación con Li Wenliang.

(Con información de Efe)