Audio implica a Evo Morales en protestas bolivianas

El gobierno boliviano presentó hoy un video donde se escucha a un hombre, presuntamente Evo Morales, dándole instrucciones a sus seguidores en el país andino para mejorar el cerco indígena contra La Paz, última acción organizada por los fieles al expresidente masista contra el gobierno interino.

“Fue hace tres días esta llamada, las circunstancias no las sé, son sistemas de inteligencia que no puedo revelar, tengo que proteger mis fuentes”, declaró el ministro de Gobierno, Arturo Murillo, encargado de difundir el suceso hoy en la mañana.


De ser cierta la noticia, vincularía a Morales directamente con uno de los bandos enfrentados en Bolivia y daría razones al gobierno de Áñez para arreciar la persecución contra los movimientos sociales fieles a Morales y contra el propio exmandatario.

A Morales se le escucha afirmar en el video: “dividan el sindicato en cuatro o cinco grupos, así es para mucho tiempo. Si uno se concentra, se cansa, la gente abandona, pero si son grupos, se turnan, vamos a aguantar el bloqueo (…) Si la Asamblea rechaza mi renuncia, voy a intentar como sea volver, aunque me detengan”.

La autoridad nacional explicó que el expresidente incurre en delitos de “lesa humanidad” y “terrorismo”, anticipando una demanda internacional ante las instancias que correspondan, para demostrar cómo Morales sigue haciendo activismo, pese a su condición de asilado en México.

Según la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), desde los comicios del 20 de octubre al menos 23 personas han muerto y 715  resultaron heridas en Bolivia, por lo que llamó a las autoridades a investigar “de manera pronta, exhaustiva e imparcial, estas muertes, al igual que las denuncias de violaciones a derechos humanos por fuerzas de seguridad y actos de violencia por particulares”.

Morales está desde el 12 de noviembre en México en condición de asilado tras renunciar a la Presidencia de Bolivia el domingo 10 de noviembre, el mismo día que la Organización de Estados Americanos dio a conocer una auditoría en la que reveló “graves irregularidades” en las elecciones del 20 de octubre.