Impiden expulsión de niño judío de escuela camagüeyana

Los cinco profesores de Leosdán, presentes en la reunión, se opusieron a su expulsión, señalaron su excelente desempeño académico y su comportamiento amable.
Leosdán y su familia
 

Reproduce este artículo

Leosdán Martínez, niño camagüeyano de fe judía estuvo a punto de ser expulsado de su escuela por una militante del Partido Comunista, pero gracias a la intervención de sus profesores se mantuvo allí, a pesar del acoso que sufre.

Los padres de Leosdán fueron citados el viernes a la secundaria de Nuevitas donde estudia el niño de 12 años. Presidía la reunión María Teresa Hernández, profesora guía del menor y primera secretaria del Partido en el centro, quien pidió la expulsión del alumno.

Entre los argumentos que expuso Hernández se incluían agresividad en contra de otros estudiantes, problemas académicos y el boicot de un acto celebrado en la biblioteca de la secundaria para recordar la obra del fallecido Fidel Castro.

Los cinco profesores de Leosdán, presentes en la reunión, se opusieron a su expulsión, señalaron su excelente desempeño académico y su comportamiento amable y respetuoso hacia el profesorado y el resto de los compañeros. Hernández no tuvo más remedio que desistir de su idea original.

Desde el inicio del curso Leosdán sufre el acoso escolar por la religión que practica, así como agresiones físicas provocadas por otros compañeros de aula, que lo han golpeado y le han quitado la Kipá. Por defenderse de estas agresiones ha sido castigado en la clase.

Su familia pertenece a una rama poco conocida de los judíos sefardíes: los Bnei Anusim. Un poco de historia puede aclarar un tanto qué significan las dos cosas.

Los sefardíes son los descendientes de judíos expulsados de España en 1492 por los Reyes Católicos, un acto de suprema intolerancia religiosa y étnica que respondía al clima de dogmatismo imperante en aquel país tras la conquista de los reinos moros. Con la expulsión de los sefardíes, España perdió a sus mejores comerciantes y artesanos, una de las razones por las cuales se atrasó en la competencia económica con el resto de las potencias Europeas.

Los Bnei Anusim son descendientes de los sefardíes que decidieron abrazar la fe cristiana como recurso para no perder sus posesiones ni huir de España. Más tarde emigraron a las colonias americanas y se reintegraron a su fe original.