En medio de la coyuntura el régimen quiere producir más paneles solares
Díaz-Canel apuesta por la producción de paneles solares, mientras no hay materia prima para cubrir necesidades básicas de la población.
Paneles solares en el campo cubano
 

Reproduce este artículo

 

Este jueves el Ministerio de Industrias (MINDUS) realizó su reunión de balance anual con la presencia de Miguel Díaz-Canel quien pidió priorizar las producciones nacionales con destino al mercado interno, como el aseo, ventiladores, cajas decodificadoras, y otros artículos altamente demandados por la población.

"No hay nada que lacere y atrase más que la mentalidad importadora, porque genera dependencia, acomodamiento y así no hay desarrollo", dijo Díaz-Canel consciente del alto grado de vulnerabilidad que la dependencia a las importaciones representa para el dictadura.

La falta de liquidez del régimen y la presión de los acreedores obligó en 2019 a la gestión de Díaz-Canel a iniciar una campaña a lo interno del país y principalmente en la industria nacional, la cual denominaron "pensar como país", con la que pretenden reducir las importaciones y potenciar las producciones nacionales.

En su intervención Díaz-Canel también llamó a mantener las medidas de ahorro, lo que se traduce en más austeridad, o sea, menos para el pueblo y más para las arcas del gobierno, como medida para salir de la profunda crisis en la que se encuentra el país.

Así mismo, y a pesar de la aparente poca solvencia del régimen, Díaz-Canel incluyó dentro de la necesidad de producir artículos que son de gran demanda para la población, la producción de paneles fotovoltaicos, con miras a comercializarlos en el mercado nacional.

Respecto a esto, recordemos que a finales de 2019 el gobierno, mediante la entrada en vigor del Decreto-Ley 345, legalizó la producción de energía por parte de actores independientes, tanto privados como personas jurídicas, y como nada es tan sencillo dentro de la isla, el propio gobierno pretende ser él el que provea de todo lo relacionado con esto.

Recordemos también que la función del Decreto-Ley 345 es regular el desarrollo de las energías renovables y su uso eficiente, e incluye además, permitirle a la población la adquisición de paneles solares para la generación de electricidad para uso propio y la venta de sus excedentes de electricidad al sistema eléctrico nacional.

Para la implementación de esto el régimen brindará préstamos de hasta el 100 por ciento del valor para la compra de las instalaciones, y de igual manera la venta de los equipos y sus repuestos las realizará a través de las nuevas tiendas recaudadoras de divisas. Y como para no dejar nada fuera de su control, la instalación y el montaje de esta tecnología serán realizados por entidades especializadas del Gobierno.