Cuba podría retirar misión médica de Kenya tras secuestro de médicos

Mientras el gobierno cubano mantiene silencio y su prensa además no ha informado a la población sobre la exigencia millonaria de los secuestradores de los dos médicos cubanos en Kenya, el gobierno de Nairobi no da indicios de su disposición a pagar por el rescate.

Lo más preocupante es la campaña mediática que se aprecia en las últimas horas en la prensa local contra el posible desembolso del equivalente al medio millón de dólares pedido por los terroristas.

Según el medio Hivisasa, el analista de seguridad Abdurahma Hussein estima que el mayor error que puede hacer el gobierno kenyano es cumplir y pagar dicha cantidad.

Hablando en Iftiin FM el viernes por la mañana, Hussein señaló que ceder a las demandas sentaría un mal precedente que podría suponer más fallas de seguridad para la nación.

El gobierno no debe pagar un solo centavo a Al Shabaab. Es muy arriesgado porque incluso podrían aprovechar el momento para secuestrar a los kenianos y exigir un rescate. Estará estableciendo un mal precedente”, afirmó.

Para el señor Hussein, es el gobierno del condado de Mandera, sitio donde vivían y trabajaban los médicos Assel Herrera y Landy Rodriguez, quien debe ser el único responsable en pagar la cantidad exigida por la franquicia de Al Qaeda basada en Somalia.

No protegieron a los médicos, por lo que deberían asumir” dijo.

Un editorial de la propia publicación con el título ¿Por qué el gobierno de Kenia no debe pagar el rescate de los médicos cubanos secuestrados?, afirma que “si bien la seguridad de los médicos debe tener una prioridad absoluta, el pago de un rescate no debe considerarse como una opción viable

 

Esto se debe – añade- a que alentará a individuos radicalizados entre nosotros a realizar abducciones ocasionales solo para exigir un rescate con el fin de ganar dinero rápido

Y continúa el artículo: “con esto en mente, el gobierno debería volver a la mesa de negociaciones con los ancianos de Mandera para buscar opciones alternativas”.

Por muy desafiante que sea la situación, el gobierno debe establecer claramente su posición con una finalidad. Esto se debe a que cualquier pequeño error cometido al manejar el problema en cuestión podría significar la pérdida de los médicos o incluso, para el país en general”— concluye.

El gobierno de Kenia ha guardado silencio sobre el asunto, hasta ahora, a la espera quizás de un nuevo intento de negociaciones con los terroristas a través de los ancianos.

¿Una rebaja en el monto que exigen? Las consecuencias seguirían siendo nefastas.

¿La liberación de los médicos sin que medie ningún pago? Ojalá.

¿Quién podrá asegurar que no vuelva a repetirse un criminal hecho como este contra los cubanos allí en momentos en que no pocos se preguntan si los responsables de la expedición cubana conocían realmente los peligros que acechaban – y acechan- a los médicos en varias zonas de Kenya donde incluso en su propia capital se han reportado graves atentados?

Algunos analistas han comentado a ADN CUBA que la acción del secuestro y la exigencia de rescate, inédita hasta ahora para los galenos cubanos en África, podría conducir al retiro de la misión médica cubana de ese país, luego de que, por supuesto, se haya conseguido el regreso de Assel Herrera y Landy Rodríguez a casa, sea por las vías que sean.