Régimen chavista detiene a dos ejecutivos de PDVSA tras acusarlos de espiar para EEUU

El Gobierno venezolano anunció este lunes la detención de dos altos cargos de la estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA), a los que acusó de espiar para Estados Unidos y entregar a este país "información estratégica, sensible y de carácter confidencial" de la empresa.

A través de un comunicado de la comisión Alí Rodríguez Araque, instituida hace casi dos semanas por el presidente Nicolás Maduro para reformar la industria petrolera venezolana, se informó que los detenidos responden a los nombres de Alfredo Chirinos y Aryenis Torrealba, quienes eran "gerentes de operaciones especiales y de operaciones de crudos", respectivamente.

"Ambos funcionarios son responsables de la entrega de información estratégica, sensible y de carácter confidencial al Gobierno de Estados Unidos (...) para con ello agredir a nuestra industria petrolera a través de la imposición de unilaterales e ilegales sanciones", dice el texto.

De acuerdo con el comunicado, los ejecutivos fueron detenidos el pasado viernes 28 de febrero.

A ellos también se les acusa de suministrar "datos" de las operaciones en Venezuela de los socios comerciales de PDVSA.

La comisión calificó estos presuntos hechos como una "miserable traición", al tiempo que solicitó a la Fiscalía la apertura de una investigación que determine responsabilidades para que se aplique "todo el peso de la ley".

 

 

El 19 de febrero pasado, Maduro declaró la emergencia de PDVSA y designó al vicepresidente económico, Tarek el Aissami, al frente de una comisión de poderes incontestables para reestructurar la industria.

La instancia, indicó entonces el mandatario, también estará integrada por el ministro de Defensa, Vladimir Padrino, y su número dos, Remigio Ceballos, para que sumen "todo el poder" de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana y "además garantizar la seguridad de todas las instalaciones con un plan nuevo".

El actual ministro de Petróleo y presidente de PDVSA, Manuel Quevedo, también formará parte de la comisión.

El régimen chavista también mantiene detenidos, desde noviembre de 2017, a seis empresarios venezolano-estadounidenses que formaban parte de la compañía Citgo, filial de PDVSA, acusados de cinco delitos, entre ellos malversación de fondos y asociación para delinquir.

Se trata de José Luis Zambrano, Alirio Zambrano, Jorge Toledo, Tomeu Vadell, Gustavo Cárdenas y José Pereira.

Estados Unidos presionó para que Maduro los dejara libres en diciembre pasado, en el marco de las fiestas de Navidad y de Fin de Año, como un acto de humanismo y buena voluntad, pero el régimen se negó.

(Con información  de Efe)

Tags