Estudiantes de Medicina protestan por violencia en México
La marcha arrancó sobre las 06.00 hora local (12.00 GMT) en el Hemiciclo Juárez, cerca del Palacio de Bellas Artes, en la capital mexicana, y llevaba por nombre Ni una bata menos
Estudiantes de medicina protestan frente Palacio Nacional, México. Foto: Efe

Hastiados de que la violencia que se vive en México alcance incluso las aulas universitarias, centenares de estudiantes de Medicina de distintos centros de estudio marcharon este lunes por el centro de la Ciudad de México y protestaron frente a Palacio Nacional, tras el asesinato de tres universitarios en el vecino estado de Puebla.

Dos de los estudiantes, un hombre y una mujer, eran colombianos, y la noticia de su muerte causó también indignación en su país natal porque los jóvenes estaban a punto de graduarse de médicos en México.

La marcha arrancó sobre las 06.00 hora local (12.00 GMT) en el Hemiciclo Juárez, cerca del Palacio de Bellas Artes, y llevaba por nombre "Ni una bata menos".

Al grito de "Justicia, justicia" y "Mi familia espera un médico, no un cadáver", alrededor de 300 jóvenes participaron en la marcha y protestaron con consignas y pancartas que, en su mayoría, exigían mayor seguridad.

Gran parte de los estudiantes forman parte de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) o del Instituto Politécnico Nacional (IPN).

 

 

Hace una semana se dio a conocer el asesinato de cuatro personas -tres de ellos jóvenes universitarios- en el central estado mexicano de Puebla, acribillados cuando regresaban del popular carnaval de Huejotzingo, un municipio de la región.

Las víctimas eran los colombianos Ximena Quijano Hernández, de 25 años, y José Antonio Parada Cerpa, de 22 años; el estudiante mexicano Francisco Javier Tirado, de 22 años y el conductor de Uber Josué Emanuel N., de 28 años.

Todos los cuerpos fueron encontrados en un camino de terrecería con impactos de bala y señales de tortura, dijeron las autoridades en su momento.

Se informó que tres personas han sido detenidas por el hecho, pero se desconoce qué nivel de participación habrían tenido en el crimen múltiple.

El suceso causó un enorme rechazó y conmoción ciudadana y desde el lunes de la pasada semana han tenido lugar varias marchas y protestas, la mayoría en la ciudad de Puebla -capital del estado del mismo nombre- pidiendo más seguridad para los estudiantes en esta región y en todo el país.

 

 

Los estudiantes asesinados pertenecían a la Universidad Popular Autónoma del Estado de Puebla (UPAEP) y a la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP).

La protesta de este lunes no es la única encabezada por estudiantes de la UNAM que ha tenido lugar en las últimas semanas.

El pasado 10 de febrero, centenares marcharon de forma pacífica en el sur de la capital mexicana para pedir fin a la violencia y del acoso sexual en la institución.

México vive una vorágine de violencia que el Gobierno de Andrés Manuel López Obrador no ha podido atajar.

El país registró 31.688 asesinatos entre enero y noviembre del 2019, un 2,7 % de aumento en relación con el mismo periodo del 2018, señaló a finales de año el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública.

(Con información de Efe)