Maduro asegura que el coronavirus podría ser un arma para atacar a China y los "pueblos del mundo"

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, aseguró que el coronavirus podría ser una suerte de arma biológica destinada para atacar a China y a “los pueblos del mundo”, durante el anuncio de la conformación de una comisión presidencial que velará por impulsar una campaña preventiva para contener la epidemia, en caso llegue al país.

“¡Alerta! que no sea el coronavirus un arma de guerra que se esté utilizando contra la China y ahora contra los pueblos del mundo en general”, dijo durante un acto transmitido por cadena nacional de radio y televisión, información que fue retomada de inmediato por medios de prensa nacionales e internacionales.

“¡Alerta! Venezuela tiene voz propia para alertar estas cosas”, subrayó, según reportó este viernes el portal Infobae.

Maduro puso al frente de la comisión estatal a la vicepresidenta Delcy Rodríguez.

 

 

Dijo que Venezuela cuenta con los “insumos” y “reactivos” necesarios ante una eventual propagación, y que la epidemia de COVID-19, surgida en China, “es una amenaza para la humanidad”.

“Sin lugar a dudas es una amenaza y vamos a iniciar una campaña preventiva para saber qué es el coronavirus”, destacó.

Infobae dijo que Venezuela ha estado marcada por la escasez de medicamentos e insumos en hospitales. Gremios de salud han denunciado graves fallas en el suministro de agua en los centros asistenciales, y ese sistema, que enfrenta serias deficiencias debido a la aguda crisis que vive el país, se pondría a prueba en caso el virus aparezca.

“Vamos a enfrentar esta amenaza, este virus y vamos a salir airosos”, remarcó Maduro.

Más temprano, Carlos Alvarado, ministro de Salud, indicó que tras el caso confirmado en Brasil se amplió el protocolo que había sido activado en aeropuertos, a pasos y puestos fronterizos terrestres y portuarios.

 

 

Recientemente se confirmó el primer caso de infección en América Latina en Brasil, diagnosticado a un hombre de 61 años residente en Sao Paulo que llegó el 21 de febrero de la región italiana de Lombardía, foco europeo de la epidemia.

“No hay casos confirmados ni sospechosos en Venezuela de coronavirus”, subrayó el ministro, que llamó “a mantener la calma” y evitar hacerse “eco de rumores” que “lo que hacen es generar angustia”.

Además, la presencia del virus fue confirmada este viernes en México, convirtiéndose en la segunda nación del continente, después de Brasil.

Se trata de un hombre de 35 años, del cual no se dieron más señas, que permanece ingresado y aislado en el Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias (INER), ubicado al sur de la Ciudad de México.

El nuevo coronavirus, expandido en unos 50 países hasta ahora, ha infectado a más de 82.000 personas y ha matado a más de 2.800 en todo el mundo.