EEUU donará $1,8 millones a migrantes venezolanos
Los recursos serán otorgados a 4 países para atender a los migrantes y "combatir la xenofobia"
Migrantes regresan a su país ante la falta de refugio y posibilidades económicas ocasionadas por el covid-19, © Mauricio Dueñas Castañeda / EFE
 

Reproduce este artículo

La Agencia para el Desarrollo Internacional de EEUU (Usaid) anunció este martes que, junto al Banco Interamericano de Desarrollo (BID), dará 1,8 millones de dólares a varios proyectos que beneficiarán a migrantes venezolanos y las comunidades receptoras en cuatro países latinoamericanos.

Las adjudicaciones, a proyectos empresariales en Venezuela, Brasil, Colombia, Perú y Trinidad y Tobago, tienen como fin "financiar soluciones para ampliar el acceso a oportunidades de empleo, educación y servicios financieros, para combatir la explotación y la xenofobia", detalló la Usaid en un comunicado.

Estas ayudas forman parte del desafío "BetterTogether/ JuntosEsMejor", cuyo primer beneficiado es el emprendimiento social Migraflix, desarrollado en Colombia, Brasil y Perú, que permitirá aumentar el tamaño de un "modelo innovador" que brinda a migrantes venezolanos y a sus receptores diversas habilidades técnicas y empresariales.

Estas están enfocadas en "generar negocios gastronómicos en línea y posibilitar el acceso a microcréditos, a las tutorías financieras y contactos con mercados locales".

En Perú, la agencia de trabajo Nanas y Amas usará una plataforma en línea para conectar a mujeres venezolanas en situación de vulnerabilidad con oportunidades laborales "previamente evaluadas y con remuneración justa".

El tercer beneficiado es "Democracy International", de Trinidad y Tobago, que pondrá en marcha un "programa innovador para el cambio en los comportamientos", cuyo fin es terminar con el acoso y la xenofobia que sufren las venezolanas.

Otro proyecto, cuyo nombre no fue desvelado, se desarrollará en Venezuela, donde una organización local "trabajará para dar mayor escala a una plataforma híbrida que funciona tanto en línea como en forma presencial, destinada a ayudar a jóvenes emprendedores con gran potencial que proceden de sectores vulnerables".

El último adjudicatario, también de Venezuela y también con un nombre que no se hizo público, proveerá acceso a internet de alta velocidad a comunidades urbanas, lo que hará posible que los nuevos usuarios accedan "a información vital para los servicios educativos y financieros", reseñó el comunicado.