Diputados de Brasil denunciarán a Maduro ante la Corte Internacional de la Haya por delitos de lesa humanidad

Una Comisión del Congreso de Brasil visitó el estado de Roraima para identificar que tan terrible era la crisis migratoria por parte de los venezolanos
Venezolanos en Brasil / Foto: AP
 

Reproduce este artículo

La Comisión de Seguridad Social y Familia (CSSF) del Congreso de Brasil, integrada por diputados federales, confirmó que denunciarían ante la Corte Internacional de la Haya al líder chavista Nicolás Maduro.

La Comisión visitó el estado de Roraima, en la frontera con Venezuela, para estudiar de cerca la situación de la crisis migratoria en la ciudad de Pacaraima.

El diputado federal Hiran Gonçalves señaló que Maduro debe ser castigado por los daños causados a su país vecino. “La próxima semana denunciaremos las acciones ante la Corte Internacional de La Haya por delitos de lesa humanidad. Espero que sea castigado por todo el mal que causa a su pueblo”, indicó.

El autor de la solicitud, el diputado Leandre Dal Ponte, dijo que la visita al estado brasileño tuvo como objetivo identificar la gravedad del problema y detectar que herramientas de poder utilizar para atacar la crisis humanitaria.

“Este problema de crisis migratoria afecta a todo Brasil, no sólo a nuestro estado”, continúo el diputado Gonçalves luego de indicar que era necesario que los miembros de la CSSF vieran de cerca la terrible situación.

La delegación estuvo integrada por los diputados federales Giovani Cherini, de Rio Grande do Sul; Carmen Zanotto, de Santa Catarina; Leandre Dal Ponte, de Paraná; y Paula Belmonte, del Distrito Federal. A la reunión asistieron también los diputados federales por Roraima, Hiran Gonçalves y Haroldo Catedral.

Desde agosto, Nicolás Maduro enfrenta un proceso ante la Corte Penal Internacional (CPI) por crímenes de lesa humanidad en Venezuela, donde se espera que los delitos sean investigados.

El informe, fechado el 15 de junio y publicado el 12 de agosto, señala casos de tortura, violencia sexual y persecución por motivos políticos.

Según la fiscalía, los casos que surgirían de una investigación sobre la situación en Venezuela serán admisibles ante la CPI “en términos de inacción” debido a la falta de voluntad del régimen chavista a perseguir las denuncias de violaciones.