Vacuna cubana Abdala es rechazada por asociaciones médicas de Venezuela

La Federación Médica Venezolana pidió a la población no inmunizarse con la vacuna cubana Abdala
La vacuna cubana Abdala
 

Reproduce este artículo

La Federación Médica Venezolana (FMV) pidió a los venezolanos “no inyectarse” con la vacuna cubana Abdala contra el COVID-19 luego de que el régimen había confirmado la llegada de este fármaco al país.

Douglas León Natera, presidente de la Federación, catalogó a la vacuna como un “producto biológico experimental” que ni siquiera fue aprobado por el Centro de Control de Medicamentos Cubanos ni por la Organización Panamericana de la Salud (OPS).

“La Abdala no es una vacuna”, indicó León Natera en un comunicado de prensa.

El presidente de la Federación dijo que este fármaco no se conoce del todo y que el régimen cubano estaría usando a los venezolanos como “conejillos de india”, por lo que alertó a la población de “no inyectarse con ese producto”.

Según León Natera, esto sería “otro negocio del gobierno venezolano con la administración Castro-comunista” y no les importa jugar con la vida de los venezolanos poniendo a prueba su salud con la vacuna Abdala.

La vacuna cubana no cuenta con la autorización de la Organización Mundial de la Salud (OMS) que, presuntamente, arrojó una eficacia de 92.2%. Sin embargo, ha causado preocupación entre el gremio sanitario.

El régimen venezolano había confirmado el pasado jueves un contrato con Cuba por 12 millones de dosis de la vacuna cubana Abdala que llegarían al país en los próximos meses.

Asimismo, la Academia de Medicina de Venezuela, la no gubernamental Médicos Unidos por Venezuela y la Asociación de Investigadores del Instituto Venezolano de Investigaciones Científicas (AsoInIVIC) habían mostrado su “preocupación” por la vacuna cubana, considerándola “productos de dudosa credibilidad científica".

Colegio de Enfermería de Caracas

Hace dos días, el Colegio de Enfermería de Caracas había rechazado el uso de la vacuna Abdala, argumentando que usaban a los venezolanos como ratones de laboratorios.

Ana Contreras, la presidenta del Colegio, advirtió que si alguien quería participar en “este ensayo experimental” debería dejar por escrito su consentimiento.

Contreras afirmó que Nicolás Maduro “pretende imponer un prototipo que no ha cumplido con el rigor científico”, en vez de aceptar e ingresar al mecanismo COVAX.