Nicaragüenses varados en Panamá regresan a su país
Un total de cien nicaragüenses pudieron regresar sus hogares luego de permanecer varados en Panamá
Otro grupo de nicaragüenses llegó el 5 de julio a Managua. Efe

Un total de 100 ciudadanos nicaragüenses que se encontraban varados en Panamá arribaron este martes al país vía terrestre, informó el Ministerio de Gobernación de Nicaragua.

Los 100 nicaragüenses, 53 hombres y 47 mujeres, ingresaron hacia las 16.30 horas (22.30 GMT) por el puesto fronterizo Peñas Blancas que Nicaragua comparte con Costa Rica, según el informe de la Dirección General de Migración y Extranjería, adscrita al Ministerio de Gobernación.

"El Ministerio de Salud, en cumplimiento a las medidas sanitarias, realizó revisión rigurosa para descartar síntomas de contagio COVID-19 y les dará seguimiento domiciliar en la cuarentena de 14 días", afirmó la fuente.

Ese sería el tercer grupo de nicaragüenses procedentes de Panamá que retornan al país. Los primeros 50 llegaron el miércoles pasado.

El domingo pasado, un grupo de 89 nicaragüenses que permanecían varados en Panamá, como producto de la pandemia de la COVID-19, ingresó a Nicaragua tras casi 48 horas de viaje desde la capital panameña, según informó la Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH).

Los nacionales llevaban más de una semana intentando volver al país luego de haber perdido los medios de vida que tenían en Panamá, a causa de la pandemia de coronavirus, pero enfrentaron dificultades por las restricciones migratorias a causa de la emergencia sanitaria en Costa Rica, e incluso en Nicaragua, a pesar de que este país no ha cerrado sus fronteras.

 

 

El abogado de la CPDH, Pablo Cuevas, ha criticado la posición del Gobierno de Nicaragua ya que la Constitución Política garantiza el libre retorno de nicaragüenses que salen del país.

El Gobierno de Daniel Ortega había rechazado la entrada de un grupo de marineros nicaragüenses, varados en un crucero, quienes habían presionado porque les dieran luz verde publicando videos y mostrando carteles que rezaban: "Somos nicas, déjenos entrar". Finalmente dio la autorización el pasado 30 de junio, como informó ADN Cuba.

Datos de las autoridades panameñas indican que unos 1.180 nicaragüenses buscan viajar por tierra hacia su país, los cuales estarían ya en centros de albergue de Chiriquí, cerca de la frontera con Costa Rica, esperando el permiso de Nicaragua para ser trasladados.

Según la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), Ortega ha negado la entrada a más de 500 nacionales desde que la pandemia fue decretada por la Organización Mundial de la Salud (OMS), los cuales permanecen en países vecinos, incluyendo islas en el mar Caribe y barcos en altamar.

El Gobierno sostiene que las restricciones al ingreso de los nacionales obedecen a un "modelo ordenado y seguro en estos tiempos de pandemia".

Tanto la OMS, como la CIDH, han expresado su preocupación por el caso de Nicaragua, dada la forma irresponsable en que ha manejado la crisis. Las mismas inquietudes han sido señaladas por la Organización de los Estados Americanos (OEA) y la alta comisionada de Organización de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet.

El fin de semana, el Gobierno de Ortega anunció que celebraría actividades festivas en varias ciudades del país, en una actitud a todas luces contraria a las recomendaciones emanadas por la Organización Mundial de la Salud.

(Con información de Efe)