Nicaragua cobrará $150 por test de COVID-19 a quienes quieran viajar al extranjero

El Gobierno de Daniel Ortega cobrará $150 por test de COVID-19 a los nicaragüenses que viajen a países que exigen ese examen
Una vendedora ambulante se protege con una mascarilla, en La Habana. Efe/Archivo
 

Reproduce este artículo

Los nicaragüenses que quieran viajar a un país que exija el examen del coronavirus, para verificar que los viajeros no son portadores de la COVID-19, deberán pagar 150 dólares por el test en Nicaragua, informó este viernes el Ministerio de Salud.

"A solicitud de las personas que van a viajar a otros países, y que les están requiriendo tener la prueba de COVID-19 negativa, para su ingreso al país de destino, el Ministerio de Salud realizará la prueba a un costo de 150 dólares", informaron las autoridades sanitarias nicaragüenses en una nota de prensa.

Hasta ahora el Gobierno del presidente Daniel Ortega no había ofrecido públicamente las pruebas de COVID-19 a sus ciudadanos, a pesar de que el gremio médico ha pedido que las aplique para combatir la pandemia, o que rinda cuentas sobre las 26.000 donadas en abril por el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE), y de otras 5.000 brindadas por Rusia en días recientes.

El Ministerio de Salud no explicó si las pruebas, cuyo costo equivale al 81 % del salario mínimo promedio de Nicaragua, son las mismas que habían sido donadas por el BCIE y Rusia, o si se trata de otras 100.000 que, según el Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep), el Gobierno buscaba adquirir con fondos públicos.

 

Las autoridades indicaron que las pruebas de COVID-19 únicamente se realizarán en la sede central del Ministerio de Salud a personas que presenten su identificación, pasaje o itinerario de vuelo y comprobante del pago de los 150 dólares.

Según el Gobierno de Nicaragua, cuya estrategia ante la pandemia incluye no establecer restricciones, desde marzo pasado la COVID-19 ha causado 99 muertos y 3.147 casos confirmados.

En tanto, el independiente Observatorio Ciudadano COVID-19, compuesto por una red de médicos y voluntarios de todo el país, reporta 2.225 fallecidos y un total de 7.893 casos sospechosos hasta el pasado 8 de julio.

La ONU y la Organización de los Estados Americanos (OEA) han mostrado su preocupación por el manejo irresponsable del régimen de Ortega de la pandemia.

El Gobierno de Nicaragua ha sido criticado por no establecer restricciones ante la pandemia, implementar mínimas medidas de prevención, y promover aglomeraciones.

Por ello, las asociaciones médicas de Nicaragua han solicitado a la ciudadanía iniciar una cuarentena voluntaria nacional.

"Llamamos al pueblo a iniciar con urgencia una cuarentena nacional de forma voluntaria, que ayude a reducir el impacto de esta enfermedad, con la reducción del contagio, transmisión y muerte entre la población", señalaron recientemente las 34 asociaciones médicas nicaragüenses que firman la convocatoria.

(Con información de Efe)