Los hispanos se benefician de la caída del desempleo en Estados Unidos

Según la  Oficina de Estadísticas Laborales, el número de personas sin empleo cayó en 1,4 millones, colocando la cifra de desempleados en 16,3 millones de personas. El informe de empleos para julio indicó que la economía generó 1.8 millones de puestos de trabajo.
Baja la tasa de desempleo en Estados Unidos
 

Reproduce este artículo

La economía de Estados Unidos sigue creciendo, pese a estar enfrentando la peor crisis de su historia por un factor ajeno a las políticas económicas del gobierno. Un hecho sin precedentes: una crisis de salud que es parte de una pandemia.

Según la  Oficina de Estadísticas Laborales, el número de personas sin empleo cayó en 1,4 millones, colocando la cifra de desempleados en 16,3 millones de personas. El informe de empleos para julio indicó que la economía generó 1.8 millones de puestos de trabajo, logrando que la tasa de desempleo se redujera al 10.2%. Recordemos que en noviembre de 2009, casi un año después de que Obama asumiera la presidencia, el índice de desempleo era de 10.2%, muy por encima del 7,8% que heredó de Bush, debido al fracaso del paquete financiero aprobado por un Congreso dominado por los demócratas. Además, la crisis financiera de 2008-2009 no tuvo la magnitud ni el impacto que ha significado la crisis que se ha enfrentado por el coronavirus. Nunca antes la caída en el empleo en el país había sido ni tan rápida ni tan dramática.

Se esperaba que la tasa de desempleo hubiera disminuido del 11.1% al 10.5%, pero una vez más los analistas erraron al hacer pronósticos sobre el desempeño económico de la administración Trump. Este desempeño del mercado laboral demuestra que, a pesar de todo, la economía estadounidense es muy fuerte y diversa.

Entre hispanos el descenso del desempleo en julio bajó de 14.5 a 12.9%. Vale recordar que, durante el mandato del presidente Barack Obama, en diciembre de 2010, tras dos años en el poder, el desempleo de los hispanos estaba exactamente en 12,9%, y que en diciembre de 2011 era de 11,1%. Hubo que esperar hasta noviembre de 2012, para que la cifra cayera por debajo de los dos dígitos, colocándose en 9.9.

Entre los principales grupos de trabajadores, las tasas de desempleo disminuyeron en julio:

Hombres adultos: 9.4%. Mujeres adultas:10.5%. Adolescentes: 19.3%).  Blancos: 9.2%. Asiáticos: 12.0%. Hispanos: 12.9%. Negros: 14.6%.

La Oficina de Estadísticas Laborales informó que estas "cifras representan mejoras en el mercado laboral y reflejaron la reanudación continua de la actividad económica que se había reducido debido a la pandemia de  COVID-19 y los esfuerzos para contenerla. En julio, se produjeron notables ganancias laborales en ocio y hospitalidad, gobierno, comercio minorista, servicios profesionales y comerciales, otros servicios y atención médica".

Hay que recordar que, como le dijo Sam Bullard, economista principal de Wells Fargo Securities a Charlotte a BBC Mundo durante los dos términos de Obama, “el calibre de trabajos agregados no tiene el impacto de períodos expansivos previos, ya que muchos trabajos creados son más en servicios y de tiempo parcial”.

Obama dejó 43,1 millones de personas viviendo por debajo del índice de pobreza, 3.3 millones por encima de los que encontró tras llegar al poder. Pero acuerdo con los datos del U.S. Census Bureau, en septiembre de 2011, el porcentaje de pobreza de Estados Unidos creció hasta el 15,1%. Lo que significaba 46,2 millones de pobres.

El número de personas en la pobreza en 2018 fue de 38.1 millones, 1.4 millones menos que en 2017, para un 11,8%. Estados Unidos tiene una tasa oficial de pobreza 12,3%, que afecta a cerca de 40 millones de personas.

La línea de pobreza en Estados Unidos está definida por un ingreso menor a US$ 13, 064 anuales.

Recomendaciones

 

Relacionados