Cubanos de caravana migrante podrán establecerse en estados de México

Más de 2500 migrantes, en su mayoría cubanos, haitianos y centroamericanos, partieron de la frontera con Guatemala a EE. UU., sin embargo, ahora podrá radicarse en México.
Caravana (JacobGarcia-AA-picture alliance).jpg
 

Reproduce este artículo

Autoridades mexicanas llegaron a un acuerdo con la caravana de 2500 migrantes que intentaba llegar a Estados Unidos por tierra, informó este 24 de noviembre el Instituto Nacional de Migración (INM).

La multitud, formada fundamentalmente por cubanos, haitianos y centroamericanos, obtuvo permisos de estancia por razones humanitarias y se radicará en distintos estados de la Federación, precisó el INM.

La medida beneficiará en primera instancia a mujeres embarazadas y su núcleo familiar, a quienes tienen un trámite resuelto por la Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados (Comar) y personas extranjeras en situación de vulnerabilidad.

“Los vamos a trasladar a 10 estados del país (...) les hemos ofertado además de la tarjeta que pondrán renovar, alojamiento en albergues y alternativas de empleo, entre otros”, dijo a la prensa Héctor Martínez, directivo del INM, en Mapastepec, Chiapas, destino de la caravana al aceptar el acuerdo.

Tras alcanzar el acuerdo, el INM instaló mesas para recibir las solicitudes de los migrantes, que por la tarde empezaron a ser traslados en una decena de autobuses a estados del centro, sur y oeste del país. Con este acuerdo, se habría conseguido desactivar esta caravana.

Mientras, miles de migrantes varados en Tapachula, en la frontera con Guatemala, bloquearon este martes una importante carretera en protesta porque el INM no ha cumplido una oferta similar de otorgarles permisos y llevarlos a otros estados.

El lunes, las autoridades instalaron en un estadio de la localidad las mesas para proceder al trámite de los permisos, pero se vieron superadas por los miles de migrantes que acudieron. 

El flujo de migrantes sin papeles, que huyen de la violencia y la pobreza, se multiplicó tras la llegada a la presidencia de Estados Unidos del demócrata de Joe Biden, quien prometió analizar sus casos.

Más de 190 000 migrantes han sido detectados por autoridades mexicanas entre enero y septiembre, tres veces más que en 2020. Unos 74 300 han sido deportados.