Trump confirma muerte del “principal remplazo” de Abu Bakr al-Baghdadi

El presidente de EEUU, Donald Trump, anunció este martes que tropas estadounidenses mataron al “principal remplazo” de Abu Bakr al-Baghdadi, el autoproclamado líder del Estado Islámico (ISIS), que fue abatido este fin de semana en la provincia de Idlib, en el noroeste de Siria, por un operativo del ejército norteamericano.

Acabo de confirmar que el reemplazo principal de Abu Bakr al-Baghdadi ha sido eliminado por las tropas estadounidenses”, escribió Trump, y añadió que “Lo más probable es que hubiese ocupado el primer puesto. ¡Ahora también está muerto!”.



En su anuncio el presidente Trump no precisa el nombre del terrorista abatido, pero el lunes un funcionario del Departamento de Estado declaró a la prensa que “el portavoz de ISIS, Abu Hassan al-Muhajir había sido asesinado en Siria durante una operación de las fuerzas estadounidenses en las que las Fuerzas Democráticas Sirias también desempeñaron un papel importante”, señala una nota de NBC News.

Tampoco precisó otros detalles del operativo, como sí hizo cuando anunció el fin de semana la eliminación de al-Baghdadi, quien habría detonada un chaleco con explosivos dentro de un túnel sin salida al verse acorralado por las fuerzas militares norteamericanas. La explosión causó la muerte de 3 hijos del terrorista, según la información oficial, y el terrorista habría muerto gritando y llorando “como un perro”.

Murió como un perro. Murió como un cobarde. El mundo ahora es un lugar mucho más seguro. Dios bendiga a Estados Unidos”, señaló Trump.

 

 

El presidente detalló durante un discurso que el operativo contra al-Baghdadi consistió en una incursión aérea nocturna con al menos a ocho helicópteros, y que ningún soldado de EEUU falleció durante la acción, a pesar de ocurrió en un territorio extremadamente complicado, por la presencia militar en el terreno de varios grupos y naciones.

El líder del Estado Islámico (ISIS) era posiblemente el terrorista más buscado del mundo, luego de que la Administración de Obama abatiera al líder de Al Qaeda, Osama bin Laden, durante una operación en Pakistán.

EEUU ofrecía 25 millones de dólares de recompensa por al-Baghdadi, quien se presumió muerto en varias ocasiones. Esta vez, de acuerdo con el presidente, pruebas de ADN conformaron la identidad del terrorista.  

Poco después, Trump desclasificó una fotografía del perro que ayudó a las tropas especiales a capturar a Al Bagdadi, aunque no reveló su nombre.

“¡Hemos desclasificado una imagen del maravilloso perro (nombre no desclasificado) que hizo un GRAN TRABAJO al capturar y matar al Líder del ISIS, Abu Bakr Al Bagdadi!”, escribió el presidente en su cuenta de Twitter.


 


En una conferencia de prensa posterior, Trump aseguró que el animal fue traído de regreso a EEUU, y que había resultado herido durante la operación, aunque ya se estaría recuperando del todo, según el general Mark Milley, presidente del Estado Mayor Conjunto.