Biden asistirá a los actos por el 11-S en Nueva York, Pensilvania y Virginia

Biden firmó una orden ejecutiva para que agencias gubernamentales publiquen documentos acerca de la investigación de los atentados del 11 de septiembre de 2001
Joe Biden, presidente de Estados Unidos
 

Reproduce este artículo

El presidente Joe Biden viajará el sábado 11 de septiembre a Nueva York, Pensilvania y Virginia para asistir a los actos organizados que conmemoran a las víctimas de los ataques terroristas del 11 de septiembre de 2001, confirmó la Casa Blanca.

Biden viajará junto a la primera dama Jill Biden, a la Ciudad de Nueva York, a la población de Shanksville de Pensilvania y al condado de Arlington de Virginia, donde “honrarán y recordarán las vidas perdidas hace 20 años”, indicó el comunicado.

Por su parte, la vicepresidenta Kamala Harris y su esposo Doug Emhoff, viajarán a un evento diferente en Shanksville para, posteriormente, reunirse con la pareja presidencial para el acto en el Pentágono, ubicado en Arlington.

Este viernes, el mandatario ordenó desclasificar los documentos de la investigación que llevó a cabo el FBI sobre los atentados que, hasta el día de hoy, se han mantenido secretos.

Biden firmó una orden ejecutiva que exige al Departamento de Justicia y a otras agencias gubernamentales a revisar los documentos, con el objetivo de que el fiscal general de Estados Unidos, Merrick Garland, los publique durante los próximo seis meses, informó la Casa Blanca.

Atentados terroristas del 11S / Cordon Press

Atentados terroristas del 11S / Cordon Press

Durante el mes de agosto, cientos de sobrevivientes y familiares de las víctimas de los atentados del 11-S le pidieron a Biden que no asistiera a los actos de conmemoración, a menos que su Administración publicara nuevos archivos sobre el suceso, principalmente si se menciona a Arabia Saudita.

Según una comisión del Congreso que investigó los ataques, no existen pruebas de que el Gobierno de Arabia Saudita o alto funcionarios de ese país hubieran colaborado con los terroristas implicados en el atentado, de los cuales 15 eran saudís.

Los ataques del 11 de septiembre de 2001, en el que fallecieron cerca de 3.000 personas, se convirtieron en el mayor atentado terrorista en la historia de Estados Unidos mediante el secuestro de aviones comerciales para ser impactados contra diversos objetivos.