Tercera dosis de vacunas no está justificada, según expertos de la FDA y la OMS

Grupo de expertos ha concluido que las inyecciones de refuerzo de la vacuna Covid no son necesarias en este momento para el público en general, dijo el lunes un grupo de destacados científicos estadounidenses e internacionales
Tercera vacuna contra el COVID-19 / Foto: Grupo Gamma
 

Reproduce este artículo

La información sobre las vacunas contra el coronavirus, hasta ahora, no proporciona evidencia creíble que respalde la necesidad de una tercera dosis como refuerzo para la población en general, según una revisión publicada el lunes por un grupo internacional de científicos, incluidos algunos de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés) y la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Luego de una revisión de ensayos clínicos sobre la efectividad de las vacunas y distintos análisis sobre su funcionamiento real en varios países, los investigadores concluyeron que los datos no muestran que la dosis de refuerzo deba ser un requisito. 

Entre los 18 autores que participaron se encuentra el Dr. Philip Krause y a la Dra. Marion Gruber de la FDA, científicos que anunciaron el mes pasado que dejarían la agencia, al menos en parte porque no estaban de acuerdo con el impulso de la Administración del presidente Joe Biden por empujar la tercera dosis antes de que los científicos federales pudieran revisar la evidencia y hacer recomendaciones.

La Administración Biden ha propuesto administrar refuerzos de vacunas ocho meses después de las inyecciones iniciales, pero muchos científicos se han opuesto al plan, diciendo que las vacunas continúan protegiendo poderosamente contra enfermedades graves y hospitalizaciones. 

Si bien la eficacia de la vacuna COVID contra la enfermedad en casos leves puede disminuir con el tiempo, la protección contra la misma en casos serios puede persistir, indicaron los científicos.  Eso es porque el sistema inmunológico del cuerpo es complejo, dijeron, y tiene otras defensas además de los anticuerpos que pueden proteger a alguien cuando se enferma gravemente.

"La evidencia actual, por lo tanto, no parece mostrar la necesidad de un refuerzo en la población general, en la que la eficacia contra enfermedades graves sigue siendo alta", escribieron los científicos, agregando que la amplia distribución de refuerzos "no es apropiada en esta etapa de la pandemia".

Un comité de asesores de la FDA está programado reunirse el viernes para revisar los datos.