Policía del Capitolio disciplinará a 6 oficiales por sus conductas en ataques del 6 de enero

Seis oficiales de la Policía del Capitolio serán disciplinados en relación con su conducta durante el asalto al Capitolio del pasado 6 de enero
Disturbios del Capitolio el pasado 6 de enero / Foto: AP
 

Reproduce este artículo

La Policía del Capitolio de Estados Unidos anunció el sábado que disciplinará a seis oficiales en relación con su conducta durante los disturbios del pasado 6 de enero, donde simpatizantes del expresidente Donald Trump irrumpieron la sesión del Congreso.

El Departamento de Policía dijo que estas recomendaciones disciplinarias surgieron luego de 38 investigaciones internas de oficiales que respondieron a los ataques.

“La Fiscalía Federal no encontró pruebas suficientes de que alguno de los agentes cometiera un delito”, indicó la policía.

Otro caso relacionado a un funcionario acusado de desempeño insatisfactorio y conducta inapropiada, continúa en investigación por parte de la Fiscalía Federal.

Violaciones de los 6 oficiales

Las violaciones que involucran a los seis oficiales que enfrentan disciplina son:

  • Tres por conducta inapropiada
  • Uno por incumplimiento de las directivas
  • Uno por comentarios inapropiados
  • Uno por difusión inadecuada de información

A pesar de ello, el Departamento de Policía señaló que los seis casos “no deberían disminuir los heroicos esfuerzos de los oficiales del Capitolio de los Estados Unidos”.

Asalto al Capitolio

El pasado 6 de enero, un grupo de manifestantes en apoyo al expresidente Trump, invadieron el edificio del Capitolio, lo que obligó a los legisladores a refugiarse en el lugar y detener el debate tanto en la Cámara como en el Senado.

El Congreso se había reunido con el fin de confirmar la victoria en el colegio electoral del presidente Joe Biden.

Pese a las barricadas, decenas de manifestantes lograron ingresar al edificio para mostrar su rechazo a los resultados electorales por dos días seguidos.

Un agente de la Policía del Capitolio identificado como Brian D. Sicknick que resultó herido durante al asalto, falleció después de más de 24 horas del disturbio, lo que elevó a 5 el número de muertos relacionados con el incidente.

Sicknick resultó herido “mientras se enfrentaba físicamente a los manifestantes” que tomaron el Congreso, y sufrió un “colapso” cuando volvió a su oficina, por lo que fue trasladado al hospital.

Los otros cuatro fallecidos identificados por las autoridades son manifestantes: Ashli Babbitt, una mujer de 35 años residente en San Diego, en California; Benjamin Phillips, de 50 años y de Ri, en Pensilvania; Kevin Greeson, de 55 años, de Athens, en Alabama; y Rosanne Boyland, de 34 años, de Kennesaw, en Georgia.