Piden a Trump 30 días de cuarentena para Estados Unidos por el coronavirus
“Que el gobierno pague salarios hasta que reabramos”, demanda el influyente inversor Bill Ackman
Médicos con mascarillas y trajes especiales
 

Reproduce este artículo

En su cuenta oficial de twitter, Bill Ackman, fundador y director ejecutivo del fondo de cobertura Pershing Square Capital Management LP, pidió al presidente norteamericano Donald Trump extremar las medidas de aislamiento social durante la propagación del coronavirus.

“Señor Presidente, la única respuesta es cerrar el país durante los próximos 30 días y cerrar las fronteras”, afirmó Ackman, uno de los más influyentes gestores de fondos de cobertura a nivel internacional.

“Dígales a todos los estadounidenses que nos está organizando unas vacaciones de primavera extendidas en casa con la familia. Mantenga abiertos solo los servicios esenciales. El gobierno que pague salarios hasta que reabramos”, añadió el multimillonario inversor.

 

 

Ackman tiene casi cerca de 31 mil seguidores en Twitter, pero no utiliza habitualmente la red social. Esta vez usó la plataforma preferida de Donald Trump para comunicar al gobierno y al país su plan de acción.

“En el momento que envíe a todos a casa para receso de primavera y cierre las fronteras, la tasa de infección se desplomará, el mercado de acciones subirá y las nubes se irán”, argumentó Ackman en un segundo tuit.

El inversor tiene vínculos con los más altos ejecutivos de gestión de dinero y de la banca mundial, y ha participado en reuniones con asesores sobre los mercados financieros. Según una fuente cercana a Bill Ackman, citada por Infobae, el “gurú” de inversiones no tiene ninguna relación especial con la administración Trump y no se ha comunicado con nadie en el gobierno a puertas cerradas.

Un panorama volátil

El pasado domingo desde la Casa Blanca, Trump había dicho sobre la crisis a los compradores ansiosos en la bolsa: “Relájense, tenemos un control tremendo”. Al día siguiente cambió el discurso y dijo que el panorama es “malo, es malo”, mientras anunciaba un nuevo plan nacional para intentar evitar la propagación del virus.

Estados Unidos ya cerró sus fronteras con Canadá y Trump confirmó que hará lo mismo en los límites con México. El mandatario estadounidense mencionó, además, que invocará una ley federal que le permite prohibir el ingreso de solicitantes de asilo y personas que cruzan la frontera. Solo se permitirán los cruces esenciales para el tráfico del sector médico y el militar.

En conferencia de prensa ofrecida ayer, Trump anunció la activación de la Ley de Defensa de la Producción, la cual permite al Gobierno federal ordenar la producción de ciertos bienes considerados esenciales. Esta norma jurídica data de la era de la Guerra Coreana (1950-1953).

El coronavirus ha dejado hasta el momento en Estados Unidos un saldo de 115 muertos y más de 6.500 contagiados en todo el territorio.

“Esto es algo imprevisto, nadie había pensado nunca en estos números”, expresó el presidente.