Pese a la conspiracion de Argentina, el cubanoamericano Mauricio Claver-Carone elegido presidente del BID
A pesar de que el gobierno izquierdista de Argentina conspirara, con la complicidad de México, Chile y Costa Rica, para boicotear su candidatura, el cubanoamericano Mauricio Claver-Carone fue elegido como presidente del Banco Interamericano de Desarrollo (BID).
Mauricio Claver-Carone
 

Reproduce este artículo

A pesar de que el gobierno izquierdista de Argentina conspirara, con la complicidad de México, Chile, Costa Rica y varios países europeos, para boicotear su candidatura, el cubanoamericano Mauricio Claver-Carone fue elegido como presidente del Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

Durante semanas Argentina quiso imponer a su propio candidato,Gustavo Béliz, pero finalmente no logró salirse con la suya, debido al apoyo mayoritario que tenía el candidato de Donald Trump, quien terminó imponiéndose en una votación virtual en la que obtuvo el apoyo de 30 naciones. Ninguna nación se opuso, pero 16 países se abstuvieron, entre ellas Argentina, Chile, México, Trinidad y Tobago y Nicaragua, que quiseron posponer las elecciones hasta marzo de 2021 con el fin de que tuvieran lugar después de los comicios estadounidenses de noviembre próximo, pero no lograron obtener el 25 % del  voto que necesitaban para evitar que hubiera quórum.

El abogado de origen cubano recibió 23 de los 28 votos de gobernadores de países de la región que necesitaba para hacerse con el cargo, además del 66,8 % de los apoyos de las 48 naciones miembros.

Claver-Carone estará al frente del BID por 5 años, en un ejercicio que iniciará el próximo 1 de octubre. Justamente entre las propuestas de reforma que el estadounidense busca implementar en la organización está la de establecer un solo mandato para los presidentes de la organización.

Argentina se oponía a la presidencia de Claver-Carone, porque es un crítico de los regímenes de Cuba y Venezuela, aliados ideológicos de Alberto Fernández y el "kichnerismo". El nuevo presidente del BID se propone transformar a fondo una institución que, controlada por algunos países como Argentina y México, ha sido un verdadero fracaso, ya que, en realidad, desde su fundación en 1959, muy poco ha hecho por ayudar a los más necesitados.

Claver-Clarone ha dicho que le daría más representatividad a los centroamericanos y caribeños en las posiciones más relevantes del BID, junto a países suramericanos pequeños, y que desconectaría al BID de la influencia económica de China. Un país que busca penetrar la región con su dinero corrupto, y que compra influencias políticas en todos lados.

Mauricio Claver-Carone quiere que el BID ayude al crecimiento económico latinoamericano, para ayudar a estabilizar socioeconómica y políticamente el continente, para evitar las migraciones desordenadas, la corrupción política y la descomposición social, que lleva a fenómenos como el pandillerismo centroamericano.

Claver-Carone, quien se desempeña en la actualidad como Asesor para Latinoamérica del Presidente Donald Trump y como Director Principal de la dirección de Asuntos del Hemisferio Occidental del Consejo de Seguridad Nacional de los Estados Unidos, recibió la felicitación de Michael Pompeo, Secretario de Estado, quien dijo:

“En nombre de los Estados Unidos, felicito a Mauricio Claver-Carone por su elección como presidente del Banco Interamericano de Desarrollo (BID). En su rol en el Consejo de Seguridad Nacional, el Sr. Claver-Carone ha sido un líder visionario en el avance de la prosperidad en el Hemisferio Occidental y un firme defensor de las instituciones democráticas y la cooperación en materia de seguridad que sustentan el crecimiento económico y el desarrollo. En asociación con otros países de la región, los Estados Unidos esperan trabajar en estrecha colaboración con él durante su mandato como presidente de esta organización esencial, a medida que revitaliza las economías de Latinoamérica y el Caribe”.

Mauricio Claver-Carone será el primer presidente del BID de nacionalidad estadounidense. La institución financiera ha tenido, en 60 años, sólo 4 presidentes, todos latinoamericanos, lo que ha resultado ser un absoluto desastre, porque han logrado muy poco por sacar a Latinoamérica de la pobreza. El triunfo de Claver-Carone es otro éxito internacional de la administración Trump, que busca cambiar la desastrosa situación económica de la mayoría de los países de la región, sumida en la corrupción e ineficiencia de regímenes mayormente socialdemócratas.