Pandemia de coronavirus echa a perder unos 150 millones de viajes dentro de Estados Unidos
A causa de la pandemia de coronavirus y el cierre de fronteras no se han afectado solo los viajes internacionales, sino también los vuelos nacionales dentro de Estados Unidos.
Estados Unidos

La pandemia de la COVID-19 echará a perder casi 150 millones de viajes durante los meses de julio a septiembre próximos en Estados Unidos, y los desplazamientos que se mantienen serán en el 97 % por carretera, según proyecciones de la Asociación Automovilística Estadounidense (AAA).

Un total de 700 millones de viajes se prevén este verano, casi un 15% menos que en el mismo lapso de 2019 y la primera disminución desde 2009, según un análisis divulgado este jueves por la AAA.

Si no fuera por la COVID-19, que ha provocado el contagio de más de 2,3 millones de personas en Estados Unidos y alrededor de 122 000 fallecimientos, la proyección sería de 857 millones viajes durante el tercer trimestre, un aumento del 3,6 % respecto al año pasado, matizó AAA.

Sin embargo, aunque con más cautela e "impulsados por el momento", las tendencias de reserva muestran que los estadounidenses todavía están haciendo planes de viaje, señaló este jueves la organización en un comunicado.

"A menudo buscan escapadas de fin de semana largo en lugar de vacaciones prolongadas", detalló Mark Jenkins, portavoz de AAA-The Auto Club Group.

"Cuando se aventuran, la mayor parte de los viajeros empacarán e irán en automóvil para 683 millones de viajes por carretera", señaló la organización y precisó que el pronóstico es de desplazamientos no de número de viajeros.

En orden, los destinos principales son Denver, Las Vegas, Los Ángeles, Seattle, Phoenix, Portland, Myrtle Beach, Orlando, San Diego y Nashville.

Sin embargo, viajeros de estados como Florida, California, Texas y Arizona, en los que se ha disparado el contagio en las últimas semanas, pueden enfrentar en el verano restricciones en regiones donde la incidencia de la pandemia se ha controlado, como Nueva York, Nueva Jersey y Connecticut.

Estos tres estados vecinos han impuesto una cuarentena de 14 días a los viajeros procedentes de focos de COVID-19 en Estados Unidos para evitar nuevos contagios en la región más golpeada por la pandemia.

Con el levantamiento de las restricciones de viaje, no sorprende que el 97% de los viajes de verano sean viajes por carretera, indicó AAA.

"Eso es un aumento de un promedio del 87 % en los últimos cinco años", agregó.

Mientras, los desplazamientos aéreos se reducirán el 74 %, al igual que los hechos en tren, cruceros y autobuses, que disminuirán el 86 %.

AAA además indicó que ha comenzado a ver tendencias positivas en los viajes, como el aumento gradual en abril de las reservas de hoteles y autos de alquiler.

Igualmente es "significativamente mayor de lo normal" la proporción de viajeros que hacen planes de 48 horas a 7 días antes de la salida, "una señal de que las personas están organizando viajes de último minuto".