Chile será conejillo de indias de China para probar vacuna contra la COVID-19
Voluntarios chilenos se someterán a pruebas de una vacuna contra la COVID-19 desarrollada por un laboratorio chino
Imagen de referencia de pruebas de laboratorio de vacuna contra COVID-19. Archivo

Voluntarios chilenos serán los conejillos de indias del laboratorio chino Sinovac, que en julio probará en Chile una vacuna contra la COVID-19, y si resulta efectiva, el país sudamericano asegurará el suministro necesario para combatir la enfermedad, informó este jueves el portal Infobae.

La vacuna ha sido desarrollada por el laboratorio chino, y según el acuerdo suscrito con la Universidad Católica de Chile, la fase tres de la investigación se llevará a cabo con voluntarios del país austral, detalló el medio de comunicación.

Esa fase tres requerirá entre 2.000 y 3.000 voluntarios en Chile, algunos de los cuales recibirán el tratamiento real y otros un placebo, según los expertos.

Se trata del primer convenio que Chile cierra con otro país para contribuir en la búsqueda mundial de la inmunidad frente al virus SARS-CoV-2, aunque se están buscando otras alianzas similares.

“Estamos valorando varios ensayos colaborativos internacionales para garantizar el acceso de la población a la vacuna”, dijo a EFE este miércoles el ministro de Ciencia, Tecnología, Conocimiento e Innovación de Chile, Andrés Couve.

Además de la participación en el ensayo originado en China, Couve aseguró que se están negociando alianzas con empresas de Reino Unido, Francia y Estados Unidos.

 

 

Por su parte, un grupo de científicos chilenos investiga desde principios de este año una posible vacuna contra la COVID-19, y según el líder del proyecto, profesor Alexis Kalergis, de la Universidad Católica, están buscando una producción principalmente destinada a la región sudamericana.

Couve insistió en los beneficios de “ampliar las probabilidades de tener un socio que logre llegar a una vacuna”.

Algunos usuarios de redes sociales criticaron el supuesto rol de “conejillos de indias” que tendrán que desempeñar los chilenos para un estudio extranjero.

El jefe ministerial garantizó que las pruebas se realizarán “bajo los más estrictos criterios de seguridad” y que su fiabilidad quedó demostrada en las fases preclínicas, de acuerdo a Infobae.

Los países interesados en colaborar con Chile, según Couve, valoran la preparación de su comunidad científica, la buena trayectoria en estudios internacionales anteriores y el hecho de que el brote de coronavirus esté todavía “muy activo”, lo que permite “testear muy bien la vacuna”.

América es actualmente el principal foco de la pandemia de coronavirus a nivel mundial, que ya acumula más de nueve millones de contagios.

Chile acumula más de 254.000 contagios por COVID-19 y sigue en el séptimo lugar del mundo en número de infecciones, por encima de España e Italia, según la Universidad Johns Hopkins.