Nueva York podría reabrir la economía a partir del 15 de mayo

Según el gobernador Andrew Cuomo comenzaría por las manufacturas y la construcción. Para reabrir, los negocios tendrán que presentar a las autoridades de Nueva York planes que demuestren que están garantizando la sanidad para reducir nuevos contagios
Bandera de Estados Unidos en fachada de edificio de Nueva York. Foto: Bloomberg
 

Reproduce este artículo

El letargo del estado de Nueva York, que incluye la ciudad que quizá sea la más castigada por la pandemia del coronavirus, podría comenzar a romperse el próximo 15 de mayo, cuando se prevé reabrir actividades como la construcción y la fabricación.

Este domingo, el gobernador Andrew Cuomo lo anunció, aunque dijo que cualquier flexibilización de las medidas tendría lugar primero en el norte del estado y no en la región metropolitana de la urbe más afectada por el brote en Estados Unidos.

“Las regiones que tendrían más posibilidades de abrir más pronto serían las regiones del norte del estado”, manifestó Cuomo a los periodistas. “La parte baja del estado de Nueva York será más complicada”.

Además, indicó que cualquier posible reapertura de la ciudad más poblada del país, podría necesitar ser coordinada con las autoridades de los estados adyacentes de Nueva Jersey y Connecticut.

El cierre del estado de Nueva York decretado por Cuomo expirará el próximo 15 de mayo. Bajo un plan de reapertura, los primeros sectores serían la construcción y la manufactura.

Cuomo reconoció que el estado está operando con una advertencia: “No hagas nada que vaya a traer gente de todas partes”. El gobernador demócrata pidió un retraso de dos semanas antes de la próxima etapa de reapertura, que incluiría la mayoría de las oficinas, para asegurar que la primera fase no desencadene en un resurgimiento del virus.

Subrayó, no obstante, que cualquier decisión final estaría condicionada a una disminución de las hospitalizaciones por la COVID-19 entre este domingo y el 15 de mayo.

El estado informó el domingo de 367 muertes en las 24 horas previas, el número más bajo desde el 30 de marzo, cuando murieron 332 personas. El coronavirus mató ya a 16 mil 966 personas en el estado de Nueva York, lo que representa alrededor de un tercio de las muertes en los Estados Unidos.

Para reabrir, los negocios tendrán que presentar a las autoridades de Nueva York planes que demuestren que están garantizando la sanidad para reducir el riesgo de transmisión del virus. Cuomo dijo que no podrá haber un retorno a la normalidad a gran escala hasta la reapertura de las escuelas, lo que permitiría a los padres trabajar fuera de casa.

Por el momento, el estado de Nueva York no ha tomado una decisión sobre la reapertura del sistema educativo, aunque el alcalde Bill de Blasio ha dicho que considera cancelado el resto del año escolar en la ciudad. Cuomo dijo que algunos distritos escolares estaban estudiando si celebrar sesiones de verano para recuperar el tiempo perdido.

Planteó, además, la posibilidad de reactivar los eventos deportivos, pero a puertas cerradas para evitar la propagación del coronavirus. “Queremos que el deporte se reinicie para que haya actividades que la gente pueda ver por televisión”, dijo en su conferencia de prensa diaria.

El gobernador llamó a los organizadores deportivos a evaluar la viabilidad de un retorno sin público: “Todo el mundo tiene que pensar fuera de la caja, porque no hay tal caja”.