Apple y Amazon se mueven para marginar a Parler
Amazon dejó de brindar servicios en la nube a la plataforma, mientras que Apple suspendió a Parler de su App Store.
Parler lucha contra los gigantes tecnológicos
 

Reproduce este artículo

En un enfrentamiento de David contra Goliat, Apple Inc. y Amazon.com Inc. detuvieron los servicios a Parler, lo que supuso un duro golpe a la aplicación de redes sociales que se ha disparado en popularidad entre los conservadores de todo el mundo y ha intensificado la campaña de gigantes tecnológicos para regular el contenido que consideran peligroso a raíz del ataque al Capitolio de los Estados Unidos.

“Ayer eligieron un momento en el que tuvimos un gran brote y no nos dieron tiempo para responder adecuadamente a esto”, dijo Jeffrey Wernick, director de la compañía.

Apple, Amazon y Google han negado tales afirmaciones. Parler experimentó un gran aumento de interés el viernes, el día en que Apple y Google tomaron medidas para limitar su alcance, llevándolo al primer lugar en la App Store de Apple.

Wernick dijo que este aumento en el tráfico sobrecargó los servidores de la empresa y les hizo imposible responder a las alertas sobre contenido problemático con la suficiente rapidez.

"En este punto, me parece de mala fe", agregó refiriéndose a la determinación de los gigantes tecnológicos de suspender a Parler de sus mercados. 

Amazon dijo el sábado que ya no le ofrecería sus servidores en la nube a Parler, y Apple suspendió la aplicación de la compañía de la App Store. Ambas compañías dijeron que Parler no ha demostrado en conversaciones recientes que pueda abordar adecuadamente las amenazas de violencia en la plataforma.

"Siempre hemos apoyado la representación de diversos puntos de vista en la App Store, pero no hay lugar en nuestra plataforma para amenazas de violencia y actividades ilegales", dijo Apple en un comunicado.

"Parler no ha tomado las medidas adecuadas para abordar la proliferación de estas amenazas a la seguridad de las personas".

Los determinación de Amazon y Apple se produce un día después de que Google de Alphabet Inc. suspendiera a Parler de su mercado de aplicaciones Play Store, citando que en Parler no existía suficiente moderación del contenido que viola los requisitos de las aplicaciones que distribuye Google.

La movida de Google no afectó la disponibilidad de Parler en Internet o en otras tiendas de aplicaciones de Android, aseguró Google.

El interés en Parler ha aumentado desde noviembre a medida que los operadores de redes sociales más grandes, como Facebook Inc. y Twitter Inc., se han vuelto más agresivos en la vigilancia del contenido. El viernes, Twitter prohibió la cuenta personal del presidente Trump, lo que provocó críticas de los conservadores en línea que sintieron que el esfuerzo estaba sesgado en su contra.

Parler se había posicionado rápidamente como una alternativa a las plataformas más grandes. Sus reglas no prohíben el discurso de incitación al odio y la información falsa mientras prohíben el spam, las amenazas de violencia y otras actividades ilegales.

Lanzada en 2018, la red social de tendencia libertaria fue la aplicación más descargada en dispositivos Android y Apple durante la mayor parte de la semana pasada, según datos de Google y la firma de análisis App Annie. Sus líderes lo ven como una alternativa centrada en la libertad de expresión frente a los gigantes de Silicon Valley.

Si bien las restricciones a Parler implementadas por Google y Apple afectarían el uso de la aplicación, el anuncio de Amazon tiene una importancia mucho mayor, ya que desconecta el sitio web de Parler y deja de almacenar los datos de Parler.

En el caso de Apple, la App Store es el único medio para descargar aplicaciones móviles en dispositivos Apple y la eliminación de Parler significa que la aplicación no se puede descargar en dispositivos donde aún no está presente o en los dispositivos donde no está actualizada.

En la noche del sábado varios internautas en Parler alertaban a los usuarios de Iphone para que desactivaran la opción de actualización automática por temor a que se desconectara la aplicación. 

Mientras tanto, Amazon, la compañía de computación en la nube más grande del mundo, notificó a Parler el sábado que suspendería la cuenta de la compañía, citando una violación de sus términos de servicio. Amazon dijo en una carta a Parler que había visto un aumento constante de contenido violento en el sitio y dijo que los esfuerzos de Parler para eliminarlos fueron inadecuados.

El aviso a Parler fue informado anteriormente por BuzzFeed. Amazon dijo que planeaba suspender la cuenta de Parler el domingo a las 11:59 p.m. Hora del Pacífico, aunque preservaría los datos de la empresa y ayudaría en la migración de datos a diferentes servidores.

Estas decisiones se toman cuando las grandes empresas tecnológicas están bajo escrutinio en Washington por el poder que tienen sobre el mundo digital. Apple, Google y Amazon han sido acusados ​​por algunos legisladores, tanto de demócratas como republicanos de comportamiento anticompetitivo en su forma de operar.

Los agentes antimonopolio de Trump han presentado demandas en los últimos meses contra Facebook y Google, además de los esfuerzos tanto de la derecha como de la izquierda para desafiar la Sección 230., la disposición en la ley de comunicaciones que limita la responsabilidad de las plataformas en línea por lo que los usuarios publican en ellas. 

 

Conocida como las "veintiséis palabras que crearon Internet". La sección 230 de la Ley de Decencia en las Comunicaciones de 1996 es una ley estadounidense que protege a las empresas de redes sociales como Twitter y Facebook de la responsabilidad por el contenido que publican sus usuarios. La industria tecnológica sostiene que la disposición permite que Internet prospere, pero los críticos dicen que las empresas no están haciendo lo suficiente para combatir el contenido dañino o están yendo demasiado lejos con la censura.

 

La plataforma también cuenta con algunos inversionistas con mucho dinero. Rebekah Mercer, hija del inversionista de fondos de cobertura Robert Mercer, se encuentra entre los patrocinadores financieros de la empresa, según personas familiarizadas con el tema.

Los Mercer han financiado anteriormente una serie de causas conservadoras. Después de que The Wall Street Journal informara sobre los vínculos de Mercer con Parler, el presidente ejecutivo, John Matze, confirmó que Mercer era la principal inversora de la empresa desde el principio y dijo que su respaldo dependía de que la plataforma permitiera a los usuarios controlar lo que ven.

Algunas de las personas familiarizadas con el asunto dijeron que Parler era una inversión de la familia Mercer. La Sra. Mercer, en una publicación en Parler después de que se publicó una versión de este artículo, dijo que su padre no tenía participación ni era propietario de la empresa. 

La Sra. Mercer dijo en una publicación separada que ella y el Sr. Matze "iniciaron Parler para proporcionar una plataforma neutral para la libertad de expresión, como pretendían nuestros fundadores". Ella dijo que el esfuerzo es una respuesta a lo que ella llamó la "tiranía y arrogancia cada vez mayores de nuestros señores tecnológicos".

La base de usuarios de Parler se duplicó con creces a 10 millones en menos de una semana, lo que dificulta que su personal de aproximadamente 30 personas se mantenga al día con la avalancha de nuevos registros.

"Arreglarías una cosa y otra explotaría", dijo Matze. "Ahora somos sólidos en este punto". Otros aliados del presidente Trump se han unido con Mercer para enmarcar el rápido crecimiento de Parler como una reprimenda a los esfuerzos de las principales plataformas tecnológicas para etiquetar el contenido de manera más agresiva o restringir el alcance de las publicaciones que las plataformas consideran engañosas o peligrosas.

En los últimos días, Parler duplicó su equipo de moderadores voluntarios, llamados "jurados", a más de mil y les indicó que buscaran hashtags "calientes" para la incitación, un enfoque más proactivo que el que se usaba anteriormente, dijo Jeffrey Wernick. Jefe de operaciones de Parler.

La compañía también había ordenado a sus miembros del jurado que buscaran cualquier contenido que sugiriera violencia dentro de las secciones de comentarios de las secciones con más tráfico, y planeaba contratar empleados para reforzar estos esfuerzos, según Amy Peikoff, directora de políticas de Parler.

Sin embargo, según los ejecutivos de Parler, las empresas de tecnología dijeron que esos esfuerzos no han ido lo suficientemente lejos. Apple le dijo a la compañía que encontró su respuesta insuficiente, según el último aviso de la aplicación, diciendo que Parler tenía que demostrar la "capacidad para moderar y filtrar eficazmente el contenido peligroso y dañino" en el servicio.

"Este fue un ataque coordinado de los gigantes tecnológicos para acabar con la competencia en el mercado", dijo el presidente ejecutivo John Matze en una publicación del sábado en Parler. “Tuvimos demasiado éxito demasiado rápido. Puede esperar que continúe la guerra contra la competencia y la libertad de expresión, pero no nos descarte ".

Cubanoamericanos con cuenta en Parler

La presencia de los cubanos en Parler está en aumento desde hace meses, con populares hashtags como #cubansagainstsocialism#cubansfortrump o incluso algunos más culinarios como #cubansandwish.

Políticos cubanoamericanos como Marco Rubio, Ted Cruz, Mario Diaz-Balart, Ileana García o ex presidentes latinoamericanos como Álvaro Uribe, también cuentan con un perfil allí.

El peleador cubanoamericano Jorge Masvidal es otro de los que componen la diversa lista de miembros latinos en Parler, junto a una comunidad de usuarios colombianos, mexicanos, y españoles libertarios que iban en aumento desde América Latina hasta la movida de los gigantes tecnológicos.

La presentadora de Fox Business, Maria Bartiromo, anunció recientemente que dejará Twitter por Parler, donde ha conseguido más de 1 millón de seguidores. El presentador conservador de programas de entrevistas Dan Bongino, que es uno de los creadores de contenido más populares de Facebook e inversionista en Parler, anunció su crecimiento como "el dedo del medio colectivo a los tiranos de la tecnología".

Sin embargo, ambos han seguido publicando en Facebook y Twitter, lo que plantea la cuestión de si Parler eventualmente complementará o reemplazará plataformas más grandes con audiencias mucho más grandes.

En parte, esa respuesta estará determinada por el éxito del modelo de negocio de Parler, que evita algunas de las herramientas fundamentales de las redes sociales.

¿En qué se diferencia Parler de Twitter o Facebook?

Twitter y Facebook recopilan una gran cantidad de datos sobre el contenido con el que interactúan los usuarios y luego personalizan lo que ven los usuarios en función de lo que probablemente les atraiga. Cuando las plataformas detectan contenido que es popular entre una franja de usuarios, promueven ese contenido en los feeds de más usuarios, creando el tipo de sensaciones virales por las que son conocidas las redes sociales.

Parler no hace eso. La plataforma no utiliza algoritmos de recomendación de contenido, casi no recopila datos sobre sus usuarios y, por razones de privacidad, no ha proporcionado las herramientas para permitir que los usuarios realicen publicaciones cruzadas desde otras plataformas.

Parler simplemente muestra a los usuarios todas las publicaciones de todos los que siguen, en orden cronológico inverso. Si bien los términos de servicio de Parler permiten que la aplicación adapte el contenido a sus usuarios en el futuro, los ejecutivos dijeron que estaban comprometidos con sus principios libertarios.

"Estamos eligiendo ser una plataforma neutral", dijo Jeffrey Wernick, director de operaciones de la empresa. La filosofía de no intervención de Parler podría poner a prueba a los usuarios. A diferencia de Facebook y Twitter, Parler deja prácticamente todas las decisiones de moderación en manos de las personas, lo que les permite elegir si aplican filtros que ocultan contenido como incitación al odio, violencia gráfica y pornografía.

La aplicación cuenta con una moderación mínima, que consiste principalmente en la eliminación de spam, amenazas de violencia o actividades ilegales, es manejada por "jurados comunitarios", todos actualmente voluntarios.

Esa política conduce a una discusión política libre. También permite que prosperen algunas comunidades que no encajan tan fácilmente en otras plataformas, como un grupo de usuarios que publican sus fotos de desnudos en la plataforma, dijo Matze.