Johnson & Johnson pide autorización para su vacuna contra la COVID-19

Este nuevo fármaco tiene dos ventajas: puede almacenarse a temperaturas de frigorífico en lugar de en congeladores especiales, lo que facilita considerablemente su distribución, y sólo requiere una dosis. 
Vacuna-Johnson & Johnson
 

Reproduce este artículo

La empresa farmacéutica Johnson & Johnson anunció este 4 de febrero que solicitó a la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés) autorización para el uso de emergencia de su vacuna contra el coronavirus.

“Estamos trabajando con gran urgencia para que nuestra vacuna en investigación esté disponible al público lo antes posible”, explicó Paul Stoffels, vicepresidente del comité ejecutivo y científico jefe de J&J.

La nueva vacuna es muy esperada porque tiene dos grandes ventajas logísticas: puede almacenarse a temperaturas de frigorífico en lugar de en congeladores especiales, lo que facilita considerablemente su distribución, y sólo requiere una dosis. 

Por el contrario, la vacuna de Pfizer debe ser almacenada en congeladores que la mantengan a entre -80 y -60 grados centígrados y la de Moderna debe estar entre -25 y -15.

Tras la petición, se espera que la FDA convoque a su comité asesor sobre vacunas, que emitirá su dictamen tras estudiar los datos de los ensayos clínicos. Los especialistas determinarán si los beneficios de la vacuna superan los riesgos.

Este proceso llevó unas tres semanas en el caso de las vacunas de Pfizer-BioNTech y Moderna, pero podría ser más rápido en esta ocasión. En caso de que las autoridades le den luz verde al inmunizante de J&J, la autorización se hará efectiva al día siguiente.

La compañía anunció a finales de la semana pasada los primeros resultados de sus ensayos clínicos, realizados a casi 44 000 personas de ocho países. 

La vacuna tuvo una eficacia global del 66%. Y es un 85% eficaz en la prevención de las formas graves de la enfermedad. Los voluntarios experimentaron reacciones leves después de la inyección, y menos del 10% tuvo fiebre.

No obstante, los resultados también suscitaron una preocupación: la vacuna fue más eficaz en Estados Unidos (72%), que en Sudáfrica (57%), donde una variante que había aparecido en el país ha pasado a ser dominante.

La compañía informó que podría entregar 100 millones de dosis a Estados Unidos para junio si la FDA da luz verde al ensayo.

Si esta petición es aprobada, sería la tercera farmacéutica en recibir una autorización para distribuir su vacuna en Estados Unidos, el país del mundo con más muertos por la COVID-19, con más de 450 800 fallecidos.