Indocumentados en Chicago tendrán acceso a beneficios durante pandemia del coronavirus
La alcaldesa de Chicago anunció esta semana que todas las personas, sin importar su estatus migratorio, podrán beneficiarse de la ciudad.
Chicago

La alcaldesa de Chicago, Lori Lightfoot, anunció esta semana que todas las personas sin importar su estatus migratorio podrán beneficiarse de la ayuda del gobierno local.

Con ese fin, la funcionaria firmó una orden ejecutiva que protegerá a la comunidad inmigrante durante la crisis del coronavirus, independientemente del país de nacimiento o situación migratoria, reportaron medios locales.

"Esta orden es más que un simple decreto oficial, es una declaración de nuestros valores como ciudad y como estadounidenses", dijo la alcaldesa.

"Nuestra ciudad es una ciudad de inmigrantes, construida por inmigrantes, enriquecida por inmigrantes, y siempre estaremos con nuestras comunidades de inmigrantes, pase lo que pase", también dijo.

Dicha orden permitiría que todos los beneficios y algunas ayudas que la ciudad ofrece a sus residentes durante la crisis sanitaria, también estén disponibles para inmigrantes y refugiados de Chicago.

Además de recursos financieros, los inmigrantes ―quienes no recibirán la ayuda federal de 1.200 dólares anunciada por el presidente Donald Trump y aprobada por el Congreso de Estados Unidos― tendrán acceso a otros beneficios, incluidos servicios de la ciudad.

Según Telemundo Chicago, Lightfoot señaló que su orden garantiza a los inmigrantes solicitar subsidios únicos de 1.000 dólares, además de alquiler e hipoteca, recursos de aprendizaje en línea para estudiantes y dinero del Fondo de Resiliencia para Pequeñas Empresas de la ciudad.

Según ese medio, los inmigrantes podrán beneficiarse de la suspensión temporal del pago de la renta en las viviendas públicas, del programa de asistencia para el pago de la renta y del fondo de ayuda para pequeños comerciantes.

 

También tendrían acceso a todos los cursos en línea y recursos educativos de la ciudad, así como a servicios de salud y a programas de apoyo y entrega de alimentos para personas mayores.

Según la alcaldesa, serán las organizaciones comunitarias las encargadas de proveer información a las personas que necesiten ayuda sobre los beneficios y solicitudes.

"Desde que se reportó el primer caso de COVID-19 en nuestra ciudad, hemos estado trabajando las 24 horas para garantizar que todos nuestros residentes estén seguros y apoyados, incluyendo a nuestras comunidades de inmigrantes y refugiados, que se encuentran entre las más vulnerables al impacto de esta pandemia", aseguró la funcionaria.

"Aquí en Chicago, estamos todos juntos en esto, lo que significa que durante esta crisis, nadie se queda afuera y nadie se quedará atrás", concluyó.